Ecuador culminó el 2011 con un saldo deficitario en su balanza comercial de US$717,3 millones. Eso se produjo al alcanzar exportaciones totales por US$22.292,25 millones e importaciones por un monto de US$23.009,54 millones.

Al cierre de ese año, según reportes del Banco Central del Ecuador (BCE), la balanza comercial petrolera tuvo un saldo favorable de US$7.826,4 millones, es decir, un superávit del 39% más frente a lo registrado en el 2010.

En cambio, el saldo comercial de la balanza no petrolera tuvo un aumento en su déficit del 12,3%, al pasar de menos US$7.609,1 millones en el 2010 a menos US$8.543,7 millones al término del 2011.

Según el Banco Central, esto se encuentra ligado al crecimiento en el valor FOB (costo de mercancías puestas en un transporte) de las importaciones, donde destacan materias primas, bienes de consumo y bienes de capital.

A nivel de las exportaciones no petroleras, el país tuvo un crecimiento cercano al 20%, pues estas alcanzaron los US$9.379,3 millones, es decir, US$1.562,6 millones adicionales frente al 2010. El crecimiento en volúmenes como en precios fluctuó entre el 14,5% y 4,8%, respectivamente, según el BCE.

En este grupo, el banano y plátano ocupan el 28,92% de las exportaciones no petroleras, seguidos de camarón, enlatados de pescado, flores, cacao, extracto de aceites, vehículos, atún y pescado, entre otros productos.