Quito, Andes. El conjunto de países que ratifican el uso del Sistema Único de Compensación Regional de pagos (Sucre) ha permitido que Venezuela adquiera posesiones por 150 millones de esta moneda virtual, para así aumentar su capacidad de uso en pagos de transacciones realizadas bajo este sistema.

Además de haber permitido esta adquisición, Ecuador ha vendido a Venezuela 150 millones de sucres más, provenientes de sus posesiones superavitarias en el banco del Alba, confirmó a la agencia Andes el gerente del Banco Central Ecuatoriano, Mateo Villalba.

Villalba explica que el sistema del sucre funciona cuando países adquieren una cantidad determinada de posesiones de sucre. Venezuela es especialmente comprador de productos ecuatorianos con este sistema de pagos. Hasta este 1 de abril, Ecuador había efectuado 1.308 operaciones de cobro de exportaciones a Venezuela con el Sucre, por US$597,08 millones de(477,45 millones de sucres).

Villalba desconoce el contenido de un informe referido por el periódico venezolano El Nacional que supuestamente dice que hay alerta en Venezuela por la pérdida de sucres necesarios para seguir transando con Ecuador.

Aquello no implica que los exportadores ecuatorianos vayan a tener problemas para cobrar por sus consignas a Venezuela, pues ya se aprobó la proveeduría de sucres al país llanero.

Ecuador y Venezuela mantienen relaciones comerciales positivas para Quito. La balanza comercial dejó en el 2012 un saldo favorable para Ecuador de US$768 millones, pues exportó 1.008 millones e importó US$239 millones desde el país llanero.

El producto estrella hacia Venezuela es el atún en conserva. Entre enero y noviembre de 2012 se vendieron US$128,43 millones de este producto.

El sucre opera desde 2010, y funciona cuando el exportador reporta a su banco corresponsal la exportación y el valor que deberá recibir. El Banco Central recibe un informe y este llega a un banco compensador, que guarda las acreencias en sucres de los países y que en este caso es el Banco del Alba.

Hay evidencias que hacen pensar al Banco Central del Ecuador que existen “operaciones inusuales” y Mateo Villalba ejemplifica diciendo que esto se da cuando hay complicidad entre un exportador falso y un importador venezolano fraudulento que hacen transacciones sobreevaluadas en precio o en volumen.

El gerente de esta entidad financiera ha mantenido conversaciones con el Fiscal General de la Nación, Galo Chiriboga, para alertarle de posibles fraudes, los cuales se están investigando y proto habrá resultados.

El Banco Territorial, actualmente en proceso de liquidación, presentó problemas desde 2010, relacionados –a decir de Villalba- por el “suavizamiento” de sus condiciones crediticias a favor la tienda de artículos de hogar Casa Tosi.

En esa circunstancia tuvo un alto nivel de morosidad, y comenzaron sus falencias de liquidez, lo que motivó a que sus directivos busquen en el Sucre la posibilidad de que bancos exteriores capitalicen, una acción proscrita por los bancos en un principio, que según Villalba, nada tienen que ver con falencias del Sucre.