La gubernamental Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua (ProNicaragua) es la mejor oficina en atracción de inversiones en el mundo, de acuerdo al Estudio Comparativo Mundial de Promoción de Inversiones (GIPB por sus siglas en inglés) que es elaborado por el Banco Mundial (BM).

ProNicaragua está dentro de la categoría de “Mejor práctica” dentro del estudio que se elabora cada tres años y que fue divulgado el viernes anterior en Qatar.

Entre las 189 instituciones evaluadas, PRONicaragua fue la única institución en lograr una calificación de “Mejor práctica”, la distinción más alta otorgada por el estudio, en cada uno de los tres exámenes realizados a las agencias.

La oficina del país centroamericano compitió en los primeros puestos con sus pares de Austria, Grecia, Hungría y Hong Kong.

El GIPB califica las actividades de las empresas promotoras de inversiones en cuanto a facilitación de inversiones, incluyendo la entrega de información adecuada y oportuna a los inversionistas para que sus negocios en el país sean exitosos.

Según ProNicaragua, en 2011 este país captó una inversión récord de casi $968 millones, 90,5% más que en 2010.

Alvaro Baltodano, delegado presidencial para las inversiones y directivo de ProNicaragua, destacó que la nominación reconoce el avance logrado por la agencia gubernamental, que en 2009 se ubicaba en el puesto 11 a nivel mundial con la calificación "bueno".

Durante la premiación en Qatar, el contratista del BM para el GIPB 2012, Joe Phillips, dijo que ProNicaragua se ubica como la agencia con el mejor desempeño en el mundo y un ejemplo para otras instancias del ramo en materia de mejores prácticas para facilitar las inversiones, señaló Baltodano.

En el evento también se resaltó el manejo de los recursos del organismo multilateral que son cerca de US$40 millones anuales y que se destinan a sectores que interesan al Banco Mundial como el área de servicios sociales, rurales, infraestructura, reducción de la pobreza, propiedad, gestión de recursos públicos, pequeña empresa y educación", dijo Camille Nuamah, representante del BM.