Quito. La Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE) presentó este viernes cinco alternativas técnicas para usar el dinero electrónico de forma más segura, pues consideran que se trata de un instrumento de futuro eminentemente técnico que debe ser despolitizado.

El gremio propone que el dinero electrónico “no sea utilizado para pagar sueldos, sino que estos sean depositados en dinero físico”.

Al respecto, el gobierno ecuatoriano ha indicado que “no existe un plan para pagar sueldos con dinero electrónico”. En días anteriores el gerente del Banco Central del Ecuador, Diego Martínez, explicó en entrevista con Andes que “esa decisión será voluntaria y dependerá de cada funcionario del sector público, el acercarse a su empresa y solicitar que sus salarios se reciban con dinero electrónico”.

“Así como usted puede escoger en que banco quiere que le depositen el sueldo, en qué cooperativa quiere que le depositen el sueldo, usted también podrá escoger si quiere que una parte, o todo su sueldo le acrediten en su celular”, explicó Martínez en su última comparecencia a la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional.

La segunda propuesta de la banca privada es que el dinero electrónico sea un medio para el “micro pago”, es decir que se aplique para montos hasta  680 dólares, que sería el promedio la canasta básica familiar que rige en el país andino.

La organización también propone que el dinero electrónico esté respaldado “en especie u oro” y que exista una normativa en la que se exprese que la decisión no puede ser modificada y en caso de hacerlo sea la Junta Bancaria la que emita una resolución formal.

Al respecto, Martínez precisó que el respaldo del dinero en el celular, es el dinero que se entrega en los locales autorizados para hacer recargas, bajo el mismo mecanismo de una tarjeta prepago.

“Para poderlo utilizar primero se tuvo que haber pagado en algún punto de transacción la cantidad escogido, un dólar, cinco, diez dólares Hacer el proceso de cargar el dinero al celular no tiene ningún costo”, señaló a la víspera en el programa ‘Ecuador no Para’.

Para fomentar el uso de dinero electrónico el gremio bancario señala, mediante comunicado, que se debería “crear una veeduría ciudadana” que realice auditorías periódicas sobre el manejo del instrumento y su respaldo.

Finalmente se propone que se evite la “obligatoriedad” en el uso, recepción y transacción del dinero electrónico. Es decir, que no se realicen reformas legales para obligar a la recepción, uso y transacción del dinero electrónico para ciudadanos, entidades financieras ni empresas.

“Estamos de acuerdo en que el dinero electrónico es un instrumento del futuro y queremos que llegue al Ecuador con seguridad. Para aprovechar todos los  beneficios de ese instrumento debemos tener ciertos márgenes de seguridad en los que nos pongamos de acuerdo y así podamos despolitizar este tema que es eminentemente técnico”, manifestó José Julio Prado, presidente de la ABPE, según recoge el comunicado.

Además, explica que los cinco elementos propuestos por esa entidad “permitirían sentar las bases de un diálogo más fructífero y técnico con el Banco Central para que cada banco, en forma individual, tome las mejores decisiones frente al proyecto de dinero electrónico”.

Según el titular del BCE, desde ese organismo existe la apertura para que cualquier entidad financiera, si así lo desea, pueda ofrecer el servicio de dinero electrónico a sus clientes.

“De manera independiente algunos bancos privados –no puedo decir los nombres por el momento- se han acercado a hablar con las autoridades económicas y nos han dicho que les interesa brindar este servicio a sus clientes”, señaló Martínez en entrevista con Andes.