Lima. El Banco Mundial (BM) destacó la implementación en el Perú del Plan Nacional de Diversificación Productiva (PNDP), así como el incentivo tributario para las empresas que inviertan en tecnología e innovación, pues son medidas destinadas a sustentar su crecimiento, afirmó el director para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela de este organismo, Alberto Rodríguez.

Indicó que en el marco del reporte regional “América Latina y el ascenso del sur: Nuevas prioridades en un mundo cambiante”, es necesario realizar algunas acciones en países que tienen una fuerte exportación de materias primas.

“Estas dos propuestas son bienvenidas, más aún, en esta coyuntura económica que hemos discutido durante el evento, referido a que la mejor forma de aprovechar las oportunidades actuales, además este tipo de propuestas se han aplicado en otros países con mucho éxito”, señaló.

Rodríguez explicó que uno de los secretos del aumento de la productividad pasa por la innovación por parte de las empresas, por lo que el esfuerzo del Gobierno peruano “es importantísimo”.

“Nos parece que requiere de un esfuerzo sostenido y nos parece además que es muy bienvenido porque históricamente la inversión peruana en innovación ha sido bastante limitada, si la compara con otros países, no solamente global sino en la región, de tal suerte que es un buen momento para hacerlo”, añadió.

El Perú inició un proceso de diversificar sus exportaciones a través del Plan Nacional de Diversificación Productiva, con la finalidad de impulsar nuevos motores de desarrollo y lograr una menor dependencia de las materias primas.

Asimismo, otra medida aprobada es el incentivo tributario para las empresas que desarrollen proyectos de tecnología e innovación, que pueden llegar hasta 175 por ciento de deducción de impuestos.