El lunes 7 de noviembre, los gobiernos de Bolivia y EE.UU. suscribieron un acuerdo mediante el cual restablecieron las relaciones plenas. El documento consta de cinco pilares y uno de ellos señala la necesidad de “fortalecer las relaciones comerciales entre Bolivia y Estados Unidos, a través del Consejo de Comercio e Inversiones”.

El vicepresidente de la Cámara de Exportadores (Camex) de La Paz, Larry Serrate, señaló este miércoles que a causa de la suspensión del Atpdea miles de empleos cesaron y las exportaciones cayeron hasta un promedio del 60%.

“Por esto sería mucho más fácil para nosotros con Atpdea, pero en este momento con o sin Atpdea tenemos que seguir exportando”, manifestó.

Según Serrate, en la actualidad los exportadores de textiles de camélidos pagan entre 18% y 20% en aranceles por las exportaciones al mercado estadounidense. “Esperamos que el siguiente paso sea que el Gobierno junto a sus empresarios empecemos a negociar un acuerdo comercial, un Atpdea, algo que sea realmente estable”, insistió el empresario.

El 2008, el Gobierno de EE.UU. decidió suspender el beneficio del Atpdea porque consideró que Bolivia no cumplía con las metas de erradicación de la hoja de coca excedentaria y la lucha antidrogas. La decisión fue asumida después de que la gestión del presidente Evo Morales decidiera expulsar al embajador de EEUU, Philip Goldberg, acusándolo de conspirar contra su gobierno.

El viceministro de Exportaciones, Huáscar Ajata, señaló este miércoles que el tema del restablecimiento del ATPDEA deberá ser abordado por la Comisión Política de alto nivel que fue conformada a partir del acuerdo marco que suscribieron Bolivia y EEUU.

“Es un tema que tiene que analizar la comisión de alto nivel, por supuesto que tenemos beneficios ya con Estados Unidos a través del SGP (Sistema Generalizado de Preferencia), un tema importante a restituirse”, indicó Ajata.

Asimismo, la autoridad señaló que las exportaciones bolivianas a EE.UU. “se han duplicado en los últimos cinco años” sin el beneficio del ATPDEA ni de un Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Para Bolivia son importantes todos los países del mundo, incluyendo a EE.UU.”, afirmó. Entretanto, el gerente general de la Cámara de Exportadores (Cadex) de Santa Cruz, Oswaldo Barriga, remarcó ayer que el acuerdo entre Bolivia y EEUU es alentador para los exportadores de textiles, madera y joyería.

Por su parte, la representante de la empresa Peruvian Link, Karina Pomroy, dijo que, a diferencia de las peruanas, las exportaciones bolivianas al mercado estadounidense no son competitivas porque deben pagar aranceles.

“No se puede competir con Perú, entonces el Atpdea es algo que debe suceder sí o sí porque sin el beneficio las posibilidades de negocios son reducidas”, dijo.

Un analista señala que reactivaría la manufactura

El analista económico José Luis Evia, consideró que es necesario el restablecimiento del ATPDEA porque permitirá reactivar la producción y las exportaciones de textiles a Estados Unidos (EE.UU.).

“Si se reactiva el ATPDEA, entonces posiblemente se pueda restablecer las exportaciones de textiles hacia el mercado estadounidense. Además se va a incrementar la demanda de trabajadores para esas empresas”, señaló Evia.

Asimismo, el analista económico manifestó que se debería realizar un esfuerzo para normalizar las relaciones económicas con EEUU para restablecer el Atpdea.

“El mercado de Venezuela no ha sido una alternativa (para los textiles bolivianos), porque han habido intentos por hacer exportaciones pero las trabas burocráticas, los rezagos en los pagos y el tamaño del mercado han hecho de que no sean una alternativa”, dijo.

Evia expresó su esperanza de que el tema sea resuelto lo más pronto, porque la industria manufacturera es importante a largo plazo.