Santa Cruz. El gobierno y los productores del azúcar de Bolivia firmaron un convenio para importar 1 millón de quintales de azúcar destinados a abastecer el mercado interno. El Estado, a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), asumirá la subvención del 80% del costo y el 20% los empresarios azucareros. 

El informe lo dio a conocer el vicepresidente, Álvaro García Linera, en conferencia de prensa después de concluir una reunión con los representantes de los cinco ingenios azucareros de Bolivia: Guabirá, San Aurelio, Unagro, Planta Industrial Don Guillermo y el Ingenio Bermejo en Santa Cruz.

“La importación de azúcar significará pérdidas, porque tenemos que subvencionar, pero no quisiéramos tener que repetir eso, productores y gobierno asumen la carga en sus hombros de la pérdida para que no se desabastezca el mercado”, reconoció el vicepresidente.

El convenio establece seis puntos: primero, Emapa adquirirá de la producción nacional 450.000 quintales y los distribuirá a un precio de Bs 180 por unidad; segundo, la importación de un millón de quintales, de los cuales el 80% será adquirido por la estatal y el resto será comercializado por los cinco ingenios, de acuerdo a su participación en la producción de la zafra del 2010.

Además, cada uno de ellos será responsable de financiar la compra con sus propios medios logísticos y comercializarlo.