La Paz. Bolivia registró de enero a septiembre un déficit comercial acumulado de 103 millones de dólares, producto de la caída del precio del petróleo, informó hoy el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

En septiembre pasado el saldo comercial del país marcó un déficit de 24,2 millones de dólares, explicado principalmente por las importaciones de maquinaria y equipos (bienes de capital) y vehículos de transporte, señaló el INE.

Al tercer trimestre de 2015 el saldo comercial acumulado presentó un déficit de 103 millones de dólares; las exportaciones acumuladas alcanzaron 6.924,2 millones de dólares y las importaciones, a 7.027,2 millones de dólares.

El saldo comercial es la diferencia entre lo que el país exporta e importa, es negativo si las importaciones mayores y es positivo si las ventas son mayores a la compras.

Según la clasificación de Grandes Categorías Económicas (GCE), las categorías que presentaron superávit son combustibles y lubricantes con 2.516,3 millones de dólares, suministros industriales con 748,2 millones de dólares y alimentos y bebidas con 144,3 millones de dólares.

En cambio, mostraron déficit bienes de capital con 1.656,4 millones de dólares, equipo de transporte 1.171,0 millones de dólares y artículos de consumo 679,3 millones de dólares.

Bolivia registró en el tercer trimestre de 2015 un saldo comercial positivo con Brasil, Argentina, Colombia y Estados Unidos, destacó el INE.

Los países con los cuales presentó un saldo comercial negativo a septiembre de 2015 son República Popular de China, Chile, Perú y Japón.

Como consecuencia de los efectos de la crisis del petróleo que afecta al valor de las ventas del gas natural, Bolivia mantiene el descenso de sus exportaciones y prevé que cierre este año con una caída de 3.000 millones de dólares, según previsiones del gobierno, empresarios y expertos.

El economista y catedrático de la estatal Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Oscar Heredia, explicó a Xinhua que el pronóstico del presidente boliviano sobre la reducción de los ingresos por exportaciones es de más de 2.500 millones de dólares para fin de año.

"Considero que esta cifra será superada y se ubicará en un promedio de 3.000 millones de dólares, el panorama seguirá en descenso si el precio del petróleo continúa en bajada", explicó  Heredia.

El catedrático dijo que si bien las caídas de ventas al extranjero están entre 30 y 37 por ciento, en volumen la mayor afectación es del gas natural que se vende a Brasil y Argentina, ya que representa más del 60 por ciento de total de las exportaciones de Bolivia.

Economistas y representantes del sector empresarial anunciaron, basados en el último reporte del estatal INE, que este año los ingresos por exportaciones bolivianas, tanto en hidrocarburos y productos no tradicionales, caerán 3.000 millones de dólares con relación a la gestión 2014 (25 por ciento).

 Los efectos son la caída de los precios del petróleo, la devaluación monetaria en el entorno regional y la avalancha de productos extranjeros que ingresan al país, sin mediar control alguno. Bolivia registra déficit comercial de US$103 millones