La Paz.  Bolivia y China firmaron este jueves seis convenios que amplían la cooperación entre los gobiernos y empresas estatales de ambos países, en contraste con el sostenido deterioro de las relaciones entre la nación sudamericana y Estados Unidos.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, encabezó un acto solemne de suscripción de los acuerdos al día siguiente de lanzar, en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, nuevas y furibundas críticas al sistema capitalista y al "imperialismo" de Washington.

Los convenios -en los campos financiero, agrícola, eléctrico y de telecomunicaciones- sellaron una visita de 24 horas del viceprimer ministro de China, Hui Liangyu, a la ciudad oriental de Santa Cruz, donde fue recibido con honores de Jefe de Estado.

"El objetivo (de futuras inversiones chinas en Bolivia) es el beneficio mutuo con ganancias compartidas", dijo Hui, traductor mediante, en un discurso transmitido por la televisión estatal.

El socialista Morales, quien expulsó hace tres años al embajador y a los agentes antidrogas de Estados Unidos, no ocultó su admiración por el gigante asiático con el cual firmó en meses pasados un acuerdo para la explotación conjunta de las enormes reservas bolivianas de litio.

Bolivia exporta tradicionalmente sus minerales a Estados Unidos y Europa, pero en la última década han cobrado importancia las ventas a Corea del Sur, Japón y China.

El mandatario apuntó que China, uno de los principales mercados y socios del país sudamericano, también financia y construye para Bolivia un satélite de comunicaciones y le venderá próximamente seis helicópteros apropiados para funcionar en grandes alturas.

"Agradezco por dar importancia a mi país y saludamos el liderazgo mundial de China. Un país tan grande como China da importancia a Bolivia, todo porque tenemos relaciones de mutua confianza, de cooperación, de inversión y de créditos", dijo Morales en el mismo acto televisado.

"Estamos dispuestos a seguir promoviendo la amistad y cooperación entre el sector empresarial de ambos países", apuntó el vicepremier chino.

En el 2010, China concretó un préstamo de US$251 millones a Bolivia para la construcción y lanzamiento del primer satélite de comunicaciones del país sudamericano, denominado Túpac Katari en homenaje a un caudillo indígena que se levantó contra la corona española en el siglo XVIII.

El proyecto satelital, que incluye la construcción de dos estaciones terrenas y está diseñado tanto para comunicaciones ordinarias como para teleducación, es una de las principales promesas de Morales para su segundo mandato quinquenal, del cual está en su segundo año.

Bolivia exporta tradicionalmente sus minerales a Estados Unidos y Europa, pero en la última década han cobrado importancia las ventas a Corea del Sur, Japón y China.