Río de Janeiro. Brasil anunció este miércoles las cuotas de exportación a que tendrán derecho los diferentes fabricantes de vehículos que colocan sus productos en México según el acuerdo alcanzado por ambos gobiernos el año pasado para restringir el comercio del sector.

Un decreto publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Unión define las diferentes cuotas para las ocho montadoras que actualmente exportan a México y establece una reserva que podrá ser distribuida entre nuevas empresas interesadas en ingresar al segundo mayor mercado de América Latina.

Según el decreto del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Brasil tendrá derecho a exportar a México hasta US$1.560 millones en automóviles, camiones y autobuses en condiciones favorables entre el 19 de marzo próximo y el 18 de marzo de 2014.

Los vehículos que superen esa cuota tendrán que pagar aranceles muy superiores a los acordados entre ambos países.

En el primer año del acuerdo, que vence este mes, la cuota fue de US$1.450 millones, en tanto que en el tercer año el techo máximo podrá llegar a US$1.640 millones.

El sistema de cuotas para evitar los desequilibrios en el comercio bilateral del sector fue adoptado en marzo del año pasado ante las reclamaciones del gobierno brasileño por el creciente aumento del número de vehículos mexicanos que ingresaba al país y que amenazaba la balanza comercial.

El sistema flexibilizó el Acuerdo de Complementación Económica que los dos países suscribieron en 2003 para regular el comercio bilateral de automóviles y que los fabricantes mexicanos aprovecharon para elevar significativamente sus exportaciones a Brasil.

Según datos oficiales brasileños, las importaciones de vehículos desde México aumentaron un 40% entre 2010 y 2011, la misma proporción en que cayeron las exportaciones de automóviles brasileños hacia ese país, lo cual generó un déficit de casi US$1.700 millones en ese sector.

Brasil amenazó con romper el Acuerdo de Complementación Económica por considerar que el bajo índice de piezas nacionales exigido para los vehículos mexicanos (30%) estaba permitiendo el ingreso al país de unidades montadas en México con piezas procedentes de Estados Unidos y Asia.

Según el decreto publicado este miércoles, de la cuota para el segundo año de vigencia del acuerdo, un 60% (US$936 millones) será distribuido entre las empresas que exportaron vehículos a México en los últimos tres años proporcionalmente a sus ventas en el período.

De esa forma, Volkswagen tendrá derecho al 47,8% en esa cuota, Renault al 12,9%, Honda al 12,8%, Ford al 11,7%, General Motors al 11,1%, el fabricante de camiones MAN al 1,6%, Fiat al 1,1% y Peugeot Citroen al 1,0%.

El decreto también establece una cuota del 20% del total (US$312 millones) que será distribuido en partes iguales para las ocho montadoras que actualmente exportan a México.

La norma igualmente establece un 20% del total de la cuota como "reserva técnica" que el gobierno brasileño podrá dividir entre nuevos exportadores u ofrecer a las empresas que actualmente exportan y que superen su respectiva cuota.