Responsables del gobierno brasileño coincidieron este martes, al hacer balance de la visita del primer ministro chino, Li Keqiang, a Brasil, en la gran complementariedad productiva entre los dos países y en las favorables perspectivas de los proyectos de infraestructuras que se están estudiando.

En declaraciones a Xinhua tras un almuerzo ofrecido al premier chino y su comitiva, el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Armando Monteiro Neto, consideró que el resultado del viaje ha sido positivo en todas las áreas de la cooperación económica.

"(La visita arroja) un balance extremadamente positivo. Todas las líneas de cooperación y de fortalecimiento de la relación económica quedaron fijadas en el encuentro. Hablamos de cooperación financiera, complementaridad productiva e infraestructuras", señaló.

Monteiro destacó que se resolvieron temas importantes para Brasil, como el acceso de su carne al mercado chino y que, además, se abrieron nuevos horizontes en el sector financiero.

"En cooperación financiera, la perspectiva es crear dos fondos que puedan contribuir de forma importante a la financiación de proyectos estratégicos en Brasil y América Latina", apuntó.

Resaltó también que el primer ministro Li Keqiang "fijó una línea interesante" al indicar que los proyectos financiados por China demandarán insumos y equipamientos que podrían ser producidos en Brasil.

Por su parte, el ministro de Comunicaciones, Ricardo Berzoini, evaluó que los acuerdos suscritos este martes elevan la asociación bilateral a un nuevo escalón.

"(Ha sido) una visita productiva, con varios acuerdos firmados y vistas a otros pactos dentro de la Asociación Estratégica entre Brasil y China, que corona una década de profundización de las relaciones por parte de los dos gobiernos", señaló.

Sobre la propuesta de cooperación para el aumento de la capacidad productiva y las inversiones, Berzoini consideró que es "ideal para los dos países".

"Tenemos economías complementarias. En Brasil producimos cosas que son importantes para el mercado chino y viceversa. Tenemos que invertir en transferencia tecnológica en todas las áreas, de modo que sea una cooperación de mutuo beneficio entre la segunda y la séptima mayores economías del mundo", afirmó.

A su juicio, "son países que tienen una relevancia estratégica muy importante para el futuro de la humanidad".

Dijo también que la llegada de nuevas inversiones y financiación china es importante en un momento en que Brasil atraviesa dificultades presupuestarias pues permiten dar continuidad a varias inversiones estratégicas, entre ellas en el área de su competencia: las infraestructuras de comunicaciones.

Entre tanto, el senador Jorge Vianna, del Partido de los Trabajadores (PT) y oriundo del estado de Acre en la región amazónica, por donde atravesaría la proyectada Ferrovía Transoceánica, consideró que la visita confirma la importancia de la asociación bilateral.

"Es muy oportuna porque Brasil es un país que tiene una cierta identidad con China. Ambos se están desarrollando rápidamente. Claro que China tiene números más robustos, pero pienso que una relación estratégica entre dos países de regiones diferentes del planeta es importante", afirmó.

"Es una visita que muestra de forma objetiva esa cooperación estratégica, como por ejemplo la ferrovía, que establece un camino nuevo, una geografía nueva para trasladar la producción de granos y alimentos hasta los puerto del Pacífico y Asia", añadió.

Según el senador, la propuesta de unir el Atlántico con el Pacífico por vía férrea representa un proyecto muy auspicioso para la región amazónica.

"Para la Amazonia, diría que es algo muy importante, porque las carreteras no dieron resultado. Una ferrovía es mucho mejor desde el punto de vista ambiental y crea una red de transporte que, junto a las hidrovías y el transporte aéreo, es sostenible desde el punto de vista ambiental y muy viable desde el punto de vista económico", consideró.