Marco Aurelio García calificó el ingreso venezolano en el bloque integracionista como una "decisión de piedra", de acuerdo con declaraciones publicadas este viernes en el diario local La Nación, recogidas por Prensa Latina.

"Paraguay necesita aceptarlo para su reingreso al Mercosur", agregó, en referencia a la posibilidad de que, con la toma de
posesión del nuevo gobierno, pueda suspenderse la sanción aplicada por la destitución del presidente Fernando Lugo.

García recalcó que se trata de una postura "inalterable" para los socios del Mercosur, lo cual parece adelantar la necesidad de
una revisión del acuerdo del Parlamento paraguayo contrario al ingreso de Caracas, adoptado poco después del golpe de Estado
parlamentario contra Lugo.

La declaración del asesor presidencial brasileño ocurrió poco después de que el actual gobernante paraguayo, Federico Franco,
anunció el mantenimiento del rechazo a Venezuela en el Mercosur mientras él ocupe la Presidencia del país.

García anunció que la próxima cumbre del Mercosur se desarrollará los días 27 y 28 de junio en Montevideo, cuando culminará la presidencia pro témpore de Uruguay en el bloque, pero la representación paraguaya no podrá asistir pues el gobierno electo sólo tomará posesión en agosto próximo.

En sus declaraciones publicadas aquí, García aseguró el interés de todos los miembros de la agrupación en la reincorporación de Paraguay, pero recalcó que ello implica aceptar lo ya decidido durante su ausencia.