Río de Janeiro. La balanza comercial de Brasil registró en el primer semestre de 2018 un superávit de US$30.055 millones, pero un 17% menos que en el mismo periodo del año pasado, informó este miércoles el Ministerio de Industria y Comercio Exterior de Brasil.

Según divulgó la cartera en un comunicado, las exportaciones brasileñas entre enero y junio totalizaron US$113.834 millones, mientras que las importaciones llegaron a US$83.779 millones.

De acuerdo con la misma fuente, se registró un récord de embarques de hierro, soya en grano, harina de soya y celulosa en el primer semestre.

El superávit en la primera mitad del año es el segundo mejor desde 1989 en Brasil, cuando se empezó a contabilizar, apenas superado por los US$36.221 millones registrados entre enero y junio del año pasado.

El superávit en la primera mitad del año es el segundo mejor desde 1989 en Brasil, cuando se empezó a contabilizar, apenas superado por los US$36.221 millones registrados entre enero y junio del año pasado.

Según el gobierno, el resultado de este año no fue mejor por la huelga que miles de camioneros realizaron durante 11 días a finales de mayo y que paralizó el país.

En junio, la balanza comercial brasileña registró un superávit de US$5.882 millones, un 18,1% menos que en el mismo período del año pasado y un 1,7% inferior a mayo, debido a la huelga de los camioneros, que dejó desabastecida la mayor parte del país, y cuyos efectos se sintieron durante los primeros días del mes.

"El mes de junio todavía estuvo impactado, en su inicio, por los efectos de la paralización de los camioneros. Las exportaciones, en las dos primeras semanas de junio, todavía tuvieron un crecimiento más lento, recuperándose a partir de la tercera semana. La importación, a partir de la segunda semana de junio, ya volvió al nivel que observábamos antes", explicó el secretario de Industria y Comercio Exterior, Abrao Neto, en la presentación del balance.

El resultado de junio fue el segundo mejor para el mes, apenas superado por los US$7.100 millones del mismo mes del año pasado.

En el sexto mes del año, las exportaciones brasileñas totalizaron US$20.202 millones, mientras que las importaciones alcanzaron los US$14.320 millones.

El ministro brasileño de Industria y Comercio, Marcos Jorge, resaltó que los efectos negativos de la paralización de los camioneros no deben notarse más, por lo que calculó que el superávit comercial brasileño este año será de  "alrededor de los US$50.000 millones, resultado inferior a los US$66.900 millones del año pasado.

"Con la retomada de la economía, el mercado está más activo y naturalmente importa más. Esto disminuye el saldo de la balanza", comentó Jorge.