Santiago. Los países de América Latina y el Caribe (ALC) con una normativa "relativamente estricta" para recibir capitales extranjeros son Venezuela y Brasil. Son parecidos en días y procedimientos requeridos, según un informe del Banco Mundial.

El estudio Investing Across Borders 2010 (IAB) señala que las reglamentaciones restrictivas son "un impedimento para la inversión extranjera directa y su implementación deficiente genera costos adicionales para la inversión" para cualquier país del mundo.

El reporte analiza cuatro apartados: las restricciones por sector al capital extranjero, el proceso para comenzar un negocio con capital foráneo, el acceso a inmuebles y suelo para uso industrial y los regímenes de arbitraje comercial.

El informe del ente multilateral concluye que los países que presentan un desempeño bajo en sus legislación para atraer nuevos capitales extranjeros, tienen "una mayor incidencia en la corrupción, mayor riesgo político y estructuras de gobierno más débiles".


Este es el primer reporte del Banco Mundial que ofrece datos objetivos acerca de las leyes y regulaciones que afectan la inversión extranjera directa y que permite comparar 87 países.


En el caso de América Latina, se estudiaron 14 economías: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Perú y Venezuela.

Plazos extensos. Según el estudio, América Latina es la región a nivel global donde más tiempo se tarda en abrir una filial de una firma extranjera.

Según el estudio, el tiempo de espera, la burocracia, el control de cambio, son indicadores negativos que ofrecen más obstáculos para invertir.

En promedio, iniciar un emprendimiento en la región demora 74 días, frente a los 42 como promedio global.

A nivel regional, Haití lidera el ranking con 212 días y 13 procedimientos, seguido por Venezuela lidera con 179 días y 19, y Brasil con 166 y 17, respectivamente.

En la vereda opuesta, se encuentran Colombia con 27 días y 13 trámites, Chile (29 y 11), Guatemala (30 y 12), México (31 y 11) y Honduras (35 y 15).

En un nivel medio, se encuentran Nicaragua (42 días y 8 procedimientos), Perú (43 y 11), Argentina (50 y 18), Bolivia (54 y 18), Costa Rica (63 y 14), y Ecuador (68 y  16).

Sector eléctrico, el más restrictivo. Según el estudio del  Banco Mundial, Chile, Guatemala y Perú se encuentran entre las economías más abiertas del mundo, con casi ninguna restricción a la propiedad extranjera en todos los sectores cubiertos por el informe.

El informe señala que si bien la construcción, industria ligera, comercio minorista y el turismo no presentan límites en ninguno de los países consultados, otras áreas sí presentan algunas restricciones.

Aunque la banca, seguros y telecomunicaciones también están más abiertos que en la mayoría de otras regiones, Bolivia, Haití y México estarían estudiando restricciones, advirtió el informe.

Es el sector eléctrico donde existen las mayores trabas, incluso mayores al promedio global. Al respecto, el organismo detalla que Bolivia, Costa Rica y México limitan la participación de capitales foráneos en sociedades a menos del 50%.