El consumo continuó débil en septiembre en Argentina. Las cantidades vendidas por los negocios minoristas cayeron 7,7% interanual, informó este martes la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"Es el noveno mes consecutivo en que las ventas bajan agresivamente, en una tendencia que comenzó a principios de año y no muestra por ahora señales de cambio", advirtió la entidad que preside Osvaldo Cornide en un comunicado.

"Septiembre fue un mes muy tranquilo. El público miró pero compró poco y, aunque las posibilidades de financiamiento en cuotas sin interés ayudaron, especialmente el programa Ahora 12 (12 cuotas sin interés) para productos nacionales, mucha gente prefirió mantenerse fuera del mercado de consumo para acomodar sus deudas con tarjetas y racionalizar sus gastos", explicó.

"Los comercios de algunos rubros, como indumentaria, textiles, calzados, jugueterías, joyerías, bazares o mueblerías lanzaron ofertas tentadoras para generar liquidez, logrando con eso captar algo más de demanda, pero aun así las ventas fueron débiles", puntualizó la CAME.

Con el resultado de septiembre, las ventas minoristas, medidas en cantidades, registraron una caída promedio anual de 6,8% en los primeros nueve meses del año.