Panamá.- En América Latina existe la oportunidad de desarrollo a través del modelo de las Asociaciones Público-Privadas (APP), con proyectos adaptados a las necesidades de cada país, señaló en Panamá un representante del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

El vicepresidente corporativo de Infraestructura del CAF, Antonio Pinheiro, dijo que el modelo debe ser bien usado para obtener resultados positivos.

El funcionario fue uno de los expositores de la Conferencia Anual Marítima 2018, organizada por la privada Cámara Marítima de Panamá, efectuado en un hotel de la capital panameña.

"Este es un instrumento que tiene la flexibilización de aplicación en distintos sitios, de acuerdo con las prioridades y los intereses de los países, para hacer un uso más intensivo del mismo", sin embargo no es la solución de todos los males, explicó Pinheiro en entrevista con Xinhua.

"Hay desafíos en todos los sectores de la infraestructura y es muy distinto ente los países", indicó.

Muchos gobiernos ponen la prioridad en iniciativas relacionadas con transporte y logística, carreteras, puertos y aeropuertos, porque es muy grande la brecha en estos campos en la región, agregó.

"Uruguay, por ejemplo, ahora está centrado en un ferrocarril, en Colombia están centrados en carreteras, porque es un desafío para la geografía colombiana, y acá (en Panamá) la preocupación como se mostró es por los puertos, y en Brasil hace cinco años los aeropuertos estaban con el liderazgo", enfatizó.

Pinheiro observó que América Latina está por delante de otras regiones del mundo en el empleo del modelo de las APP, lo cual atribuyó a una mayor urgencia en cuanto a la utilización de recursos privados.

Consideró además que las brechas existentes en infraestructura abren un campo muy interesante para el sector privado.

"Tenemos entonces un liderazgo en términos del número de operaciones" a través de las APP, sostuvo.

El vicepresidente corporativo de Infraestructura del CAF señaló que la diferencia es que hay países más maduros en la región en cuanto al uso del modelo de las APP que otros, como es el caso de Colombia, Chile o Brasil, aunque tengan problemas por el ambiente de negocios.

"Hay países que empezaron (con el desarrollo de las APP) en los años 90 y que están mucho más maduros, en tanto que otros empezaron más recientemente", apuntó Pinheiro.

Consideró que en Panamá se requieren leyes especiales y una mayor institucionalización para la aplicación de las APP, lo cual, en su opinión, se logrará pronto, tal y como lo mostró el administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, Jorge Barakat, en sus presentaciones durante este foro.

Según el experto, hay iniciativas a través de las APP en Panamá por más de US$10.000 millones.

Antonio Pinheiro calculó, además, en alrededor de US$600 millones la cartera de CAF en proyectos estructurados a través de las APP.