Davos. Mari Elka Pangestu, candidata indonesia a la dirección de la Organización Mundial del Comercio (OMC), afirmó este miércoles que de ser elegida trabajará para que la entidad sea lo más representativa posible.

"Quiero mantener el principio de inclusión. Quiero que la entidad sirva a todos los miembros, ricos, pobres, fuertes o menos fuertes, desarrollados o en desarrollo", aseguró en declaraciones a Efe.

Pangestu está participando del Foro Económico de Davos, el evento que reúne anualmente a los principales altos ejecutivos de las mayores corporaciones del mundo y a gran número de representantes gubernamentales.

En la reunión también participan un amplio número de ministros de Finanzas y Comercio, que serán los encargados de decidir quién sustituye al francés Pascal Lamy al frente de la OMC el próximo 1 de septiembre.

Pangestu, ministra de Turismo de su país, cree que su bagaje en el comercio internacional le da las credenciales suficientes para dirigir la institución que rige el comercio mundial.

"Tengo la experiencia de 25 años en comercio internacional, entiendo muy bien los asuntos y un buen director general tiene que entender las complejidades de los temas", afirmó.

Asimismo, destacó su "compromiso con el sistema multilateral de Comercio".

La candidata asiática dejó claro que "el director general no tiene que ofrecer las soluciones, son los miembros", pero sí ser un buen oyente.

"Como directora general escucharé a todos los miembros y buscaré el consenso en cualquier tema que surja".

Respecto a las estancadas negociaciones de la Ronda de Doha, proceso de liberalización del comercio que comenzó en 2001 y que están paralizadas desde hace cuatro años, Pangestu afirmó que "hay soluciones pragmáticas que podrían aplicarse y trabajaremos con todos los miembros para lograr algún acuerdo en Bali".

En la ciudad indonesia se realizará una reunión ministerial el próximo diciembre cuyo objetivo es lograr un acuerdo, aunque sea de mínimos que permita devolver la confianza para avanzar con el "paquete total".

"Lo más importante es que mantengamos la confianza en el sistema multilateral del comercio. El comercio es todavía una fuente de recuperación global", concluyó la ministra indonesia.