Lima. El proyecto de Ley que crea el nuevo régimen laboral juvenil, enviado por el Ejecutivo, debe ser aprobado lo más pronto posible por el Congreso de la República, y de ese modo empezar a reducir la informalidad en la economía, sostuvo el gerente del Área Legal de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Víctor Zavala.

Recordó que cada año 360,000 jóvenes, a nivel nacional, salen de las escuelas y gran parte de ellos termina desempleado o trabajando en alguna empresa informal producto de su nula capacitación.

"Este es un proyecto de ley que debe aprobarse con urgencia (…) y todos los partidos políticos deben poner el hombro y ayudar a que jóvenes desempleados accedan a empleos formales tengan la posibilidad de gozar de los benéficos laborales de ley”, afirmó a la agencia Andina.

Señaló que el desempleo en jóvenes se da también por la rigidez laboral que padecen las empresas, la misma que les impide contratar mano de obra. Ello hace que los jóvenes terminen trabajando en el sector formal debido a la escasa demanda laboral formal.
Sin embargo, afirmó que esta medida representa para los empleadores una alternativa para ampliar sus planillas a través de la contratación de trabajadores de entre 18 y 24 años sin que ello signifique pagar fuertes costos laborales.

“Es una buena alternativa tanto para trabajadores como para empleadores por eso reitero que debe aprobarse lo más pronto posible. Los congresistas de todas las bancadas deben apuntar a un objetivo común: apoyar el crecimiento y desarrollo de nuestra economía”, remarcó.

Cabe recordar que el PL 3942/2014-PE, 'Ley que promueve el acceso a jóvenes al mercado laboral y a la proyección social' tiene como objetivo mejorar la empleabilidad y promover la contratación de jóvenes, entre 18 y 24 años.

Establece que el régimen especial laboral sea de naturaleza temporal por un plazo de cinco años desde su entrada en vigencia.

Indica además que los jóvenes contratados bajo este régimen no podrán exceder el 25 por ciento del total de trabajadores de la empresa.