En una economía actual caracterizada por los grandes bloques como la Unión Europea, Estados Unidos, China e India, Brasil necesita de una gran unión sudamericana que le dé más fuerza al gigante sudamericano en el mercado global, de acuerdo al ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim.

De acuerdo a Amorim, esta mayor unión no será posible en el mediano plazo, pero en el intertanto Brasil debe trabajar con mayor vigor para fortalecer el bloque regional del Mercosur, también integrado por Argentina, Uruguay y Paraguay, además de Venezuela, que está en proceso de adhesión.

El ministro dijo que además de formar un bloque con sus vecinos, Brasil debe ayudarlos en su desarrollo, no sólo para crear un entorno pacífico en la región, sino también para crear mercados que resulten vigorosos para los productos y servicios brasileños, de acuerdo a Exame.

Amorim, en esa línea, llamó a preguntarse por qué se pueden destinar préstamos en Bolivia y no al noreste brasileño. “Desarrollar el mercado de América del Sur es de gran interés para Brasil. Es importante porque se trata de mercados para la industria brasileña. Generan empleo en Brasil ", sostuvo.

Amorim también dijo que es importante resolver la cuestión del superávit de su país en las negociaciones comerciales con sus vecinos regionales. Según el canciller, Brasil tiene un superávit "brutal" en las relaciones con todos los vecinos, a excepción de Bolivia.

En ese marco, el secretario de estado sostuvo que se debe precisar cómo se puede vender a Brasil para evitar un desequilibrio comercial continuo, que a su juicio, atenta contra una relación estable entre los países.