Santiago. Chile registró en septiembre su menor déficit comercial de los últimos meses, apoyado en un repunte de las exportaciones de cobre, su principal envío, y una baja en las importaciones, lo que se enmarca dentro de una esperada moderación de la demanda interna.

El Banco Central informó este lunes que la balanza comercial anotó un saldo negativo de US$37 millones, una cifra que se compara con el déficit de US$843 millones de agosto.

En el noveno mes, las exportaciones llegaron a US$5.971 millones, una baja interanual del 9,5%, mientras que las importaciones sumaron US$6.008 millones, una caída del 5,7%.

"Lo que fue una sorpresa fue esta desaceleración en las importaciones, pero siguen siendo en niveles elevados. Es algo más llamativo y que podría tal vez anticipar una moderación un poco más profunda de la demanda interna", dijo Fernando Soto, economista de la correduría Banchile.

El consumo y la inversión han empujado con fuerza a la economía este año, en contraste con el complejo escenario externo que ha golpeado a las exportaciones.

Tal ha sido la dinámica del consumo y la inversión que ha despertado cierta inquietud en el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, quien mencionó recientemente que los riesgos internos para la economía pasan por una necesaria moderación de la demanda interna.

"Gran parte del crecimiento en importaciones en estos últimos meses ha tenido que ver con inversión más que con consumo doméstico", dijo Michèle Labbé, economista jefe de la consultora Econsult.

Según economistas, otro factor que habría influido en la balanza comercial de septiembre fue la conmemoración de las fiestas patrias, que el mes pasado se extendieron con feriados por casi una semana.

Pese a la caída en las exportaciones, los envíos de cobre -del que Chile es el mayor productor mundial- subieron un 4%, frenando una ola de seis meses consecutivos de bajas interanuales .

Con los datos de septiembre, el superávit comercial llegó a US$2.843 millones en los primeros nueve meses del 2012, muy por debajo de los US$8.434 millones del mismo lapso del año pasado.

Entre enero y septiembre, las exportaciones sumaron US$57.496 millones, una baja del 5,5%, mientras que las importaciones alcanzaron a US$54.653 millones, un alza del 4,3%.

Para todo el 2012, el Banco Central ha pronosticado un saldo positivo de la balanza comercial de US$4.200 millones.