Santiago. Chile anotó un superávit comercial de US$745 millones en mayo debido a una leve mejora en las exportaciones no mineras y a un modesto repunte de las importaciones, dijo el martes el Banco Central.

Los envíos alcanzaron a US$5.050 millones en el quinto mes, un alza interanual del 1,6%, mientras que las importaciones llegaron a US$4.305 millones, un avance del 2,3%.

En comparación al mes previo, las exportaciones anotaron un desempeño estable y las importaciones registraron una leve baja.

Los envíos de mayo estuvieron marcados por un repunte interanual en el sector agroindustrial-forestal, sumado a un mejor desempeño del rubro industrial, pese al complejo escenario internacional.

Las exportaciones de cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, cayeron un 9,6% en mayo ante la persistente debilidad en los precios internacionales del metal.

Con las cifras de mayo, Chile acumuló un saldo positivo en la balanza comercial de US$3.409 millones en los primeros cinco meses de 2016, lo que representa una caída interanual del 11,8%.

El Banco Central estimó recientemente un superávit comercial de US$2.070 millones y un déficit de la cuenta corriente del 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB) para todo el año.