Santiago.- Los avances en las negociaciones con Brasil para lograr un Acuerdo de Libre Comercio (TLC) han sido sustanciales y se espera concluir este proceso en 2018, informó este viernes la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) de la cancillería chilena.

El titular de la Direcon, Rodrigo Yáñez, destacó, en un comunicado, que "los avances en esta ronda fueron muy sustantivos, no sólo en los tres capítulos concluidos en principio, sino también en los otros que tuvieron un significativo avance, ratificando el compromiso político de concluir el proceso este año".

"Brasil es el primer socio comercial de Chile en América Latina y el principal receptor de nuestras inversiones", dijo Yañez en un comunicado tras concluir la segunda ronda de negociación del TLC que se celebró en Chile.

La cancillería chilena detalló que en esta ronda de negociaciones se logró concluir, en principio, los capítulos de Política de Competencia, Buenas Prácticas Regulatorias, y Micro, Pequeñas y Medianas Empresas y Emprendedores.

Las conversaciones fueron lideradas por Yáñez y el director de Asuntos Económicos Bilaterales, Felipe Lopeandía, en representación de Chile

En tanto, por Brasil participaron el embajador de ese país en Chile, Carlos Duarte, y el director del Departamento de Integración Económica Regional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Michel Arslanian.

La tercera ronda de negociaciones se llevará a cabo en Brasilia, del 12 al 14 de septiembre.

El comercio bilateral de Chile y Brasil ha crecido a una tasa promedio anual de 10,4% entre los años 2003 y 2017.

De igual forma, el intercambio comercial entre ambas naciones sudamericanas durante 2017 fue de US$9.026 millones,, un 17% más que en 2016.

La cancillería chilena detalló que Brasil es un destino clave para sus pequeñas y medianas empresas (pymes), puesto que de las 3.578 que exportaron al mundo en 2017, un 10% registró envíos a Brasil.

Además, Brasil es el principal receptor de la inversión directa que Chile envía al mundo, con un acumulado de US$31.698 millones en el periodo 1990-2016.