Roma. Chile defendió este miércoles en Roma avanzar en la convergencia entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico y que, pese a las dificultades en materia de aranceles, se debe avanzar en otras formas de integración.

Así lo dijo el embajador chileno en Italia, Fernando Ayala, quien mencionó que los ámbitos de integración pueden ser "las infraestructuras que favorezcan el comercio interregional, el intercambio energético, y en este sentido el rol de Estado en obras de energía que permitan una interconexión".

Ayala habló en la capital italiana en un seminario organizado por el observatorio latinoamericano Mediatrendsamerica.com, en el que dijo que otras áreas de integración posible pasan por "la internacionalización de las pymes, en la aportación de valor a los productos que se realicen, así como la unificación de formularios".

El embajador chileno recordó que la presidenta Michelle Bachelet dijo el mes pasado que "el rostro de América Latina integrado tendrá mucha más fuerza y presencia en el concierto internacional a que siguiéramos negociando cada uno individualmente".

El embajador Ayala recordó que la iniciativa celebrada en Santiago buscó cerrar la brecha existente, partiendo del hecho que Mercosur es una unión aduanera, mientras que Alianza del Pacífico es una unión comercial.

"La convergencia de estos dos grandes bloque pueden ayudar en el desarrollo económico y con mayor fuerza en el sistema internacional" dijo el embajador.

Ayala recordó también que su país es "una de las regiones del planeta" que tiene factores comunes como el idioma, "pero no basta, y no es tan homogéneo como se pensaba".

"Y tenemos también la zona del Caribe y la gente se olvida que tenemos los idiomas nativos y países como Guyana en donde se habla inglés y Surinam en donde se habla por la calle holandés", recordó el embajador.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, sostuvo el pasado 24 de noviembre sobre la aproximación entre Mercosur y la Alianza del Pacífico que "profundizar la integración no es una opción, es una necesidad y para que ello ocurra es necesario tender puentes entre las distintas iniciativas de integración regional existentes".

El jefe de la diplomacia chilena agregó que si bien "el Mercosur y la Alianza del Pacífico responden a modelos económicos y formas distintas de inserción en la economía, constituyen dos componentes esenciales, cuya convergencia gradual y pragmática otorgaría importantes beneficios a los países integrantes de cada uno de estos bloques".

La Alianza del Pacífico, creada en 2011, está integrada por México, Colombia, Perú y Chile, todos con salida al océano Pacífico.

El Mercosur es una unión aduanera fundada en 1991 y formada en la actualidad por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela y con Bolivia en proceso de adhesión.