Chile y la Alianza del Pacífico, integrada también por Perú, Colombia y México, están interesados en ampliar la colaboración con la República Popular China, aseguró el presidente chileno Sebastián Piñera.

"China está entrando a una nueva etapa. Hasta ahora había privilegiado mucho la inversión en infraestructura. Los propios dirigentes han dicho que van a priorizar más el consumo y van a tener que tomar en consideración temas como el medio ambiente", dijo el mandatario en un encuentro con corresponsales en el Palacio de La Moneda.

Piñera destacó que esta etapa abre nuevos caminos de colaboración.

El presidente chileno dijo que China es el principal socio comercial de Chile, y recordó la conversación que sostuvo con los líderes de la República Popular China, Xi Jinping, cuando era vicepresidente, y con el ex primer ministro Wen Jiabao, durante sus visitas al país sudamericano.

Xi, actual presidente de China y secretario general del Partido Comunista, viajó al país sudamericano en junio de 2011 y, un año más tarde, lo hizo el ex primer ministro Wen.

En ambas visitas se suscribieron numerosos acuerdos de colaboración bilateral.

Piñera dijo que acordó con los dirigentes chinos profundizar la integración económica y también incorporar el área de inversiones, "porque queremos una integración no solamente de bienes y servicios, sino que involucre las inversiones, la ciencia, la tecnología, la cultura".

Recordó que Chile mantiene relaciones comerciales con China desde hace más de 40 años, y tiene una visión de cómo fortalecer esos vínculos.

"Esperamos también que esta nueva etapa entre Chile y China sea no solamente de comercio, sino que también se incorpore una relación más amplia y más profunda en temas de educación, ciencia, tecnología, medio ambiente", indicó el mandatario al señalar que ambas naciones tienen preocupaciones comunes.

Sobre una eventual colaboración de la Alianza del Pacífico, formada en 2012, Piñera resaltó que este grupo no sólo tiene una visión de integración entre los cuatro países que la conforman, "sino también de unir fuerzas para proyectarse hacia el Asia Pacífico, y estamos muy conscientes que el gigante del Asia Pacífico es China".

La Alianza del Pacífico firmará el 23 de mayo un acuerdo para liberalizar el 90% del comercio interno de las cuatro naciones durante su próxima cumbre en Cali, Colombia.

El acuerdo será suscrito por los mandatarios Sebastián Piñera (Chile), Ollanta Humala (Perú), Juan Manuel Santos (Colombia) y Enrique Peña Nieto (México).

La Alianza del Pacífico, conformada tras la declaración de Lima en 2011, se constituyó durante la IV Cumbre Presidencial realizada el 6 de junio de 2012 en Paranal, Atacama, en el norte de Chile, donde también fueron aceptados Panamá y Costa Rica en calidad de estados observadores.

Las cuatro economías de la Alianza Pacífico son las más dinámicas de América Latina, con la generación de 1,7 billones de dólares, equivalentes a 35 por ciento del producto interno bruto (PIB) regional.

A la cumbre en Cali están invitados mandatarios y representantes de los países que han solicitado integrarse como observadores, entre ellos, Uruguay, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón, España y Portugal.

Costa Rica y Panamá desean ser miembros de pleno derecho en este bloque, nacido para fomentar la integración regional, alentar el crecimiento y la competitividad e impulsar la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

La Alianza del Pacífico busca convertirse en un espacio de integración económica, política y comercial que ofrezca a los agentes económicos un marco jurídico previsible para el desarrollo del comercio de bienes, servicios y de la inversión, y se consolide como una plataforma hacia otras regiones, en especial hacia el Asia Pacífico.

Está concebida como un área de integración profunda para avanzar hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas e impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías de los países miembros.