Beijing. El gobierno central de China dio su asentimiento a doce zonas de libre comercio (ZLC) luego de la autorización dada a la de Shanghai, en medio de un arranque de entusiasmo nacional por esos proyectos.

La municipalidad de Tianjin y la provincia de Guangdong recibieron autorización para establecer ZLC, dijo este miércoles una fuente enterada al Diario de Información Económica de Xinhua, negándose a revelar la identificación de las otras diez.

Después del consentimiento del gabinete, un grupo de departamentos del gobierno central realizará un estudio conjunto de las zonas propuestas, y preparará planes específicos de establecimiento en un proceso que puede durar más de un año, dijo la fuente.

Hasta ahora, Tianjin y Guangdong han completado la parte del estudio, la cual acaba de iniciar en las otras diez, dijo la fuente.

Las regiones provinciales de Zhejiang, Shandong, Liaoning, Henan, Fujian, Sichuan, Guangxi y Yunnan, y las ciudades de Suzhou, Wuxi y Hefei han señalado que la presentación de solicitudes de ZLC encabeza su lista de prioridades de 2014.

"China no establece límites sobre el número de ZLC ni plazos para construirlas mientras cumplan los requisitos de una ZLC", añadió la fuente.

Huo Jianguo, jefe de un instituto de investigación del Ministerio de Comercio de China, dijo que las ZLC emergentes pueden ser campos de prueba de políticas de apertura, y servir como puntos detonantes del desarrollo económico del país.

El septiembre pasado, China estableció la ZLC de Shanghai, la primera de su tipo, como una prueba estratégica nacional para aprovechar las fuerzas del mercado e impulsar las reformas comerciales y de inversión orientadas al mercado.