Como fruto de la visita de la presidenta costarricense, Laura Chinchilla a la República Popular de China y de su encuentro con el presidente chino, Hu Jintao, el gobierno asiático se comprometió a brindar cooperación en educación, agricultura, aviación, infraestructura, comercio y seguridad. Así como estudiar la posibilidad de desarrollar una Zona Económica Especial (ZEE) en el país centroamericano.

En el caso de la seguridad se formalizó un convenio de donación de la nueva Escuela Nacional de Policía que será construida por los chinos, por un valor aproximado de US$25 millones. En educación, por su parte, se prometió una donación de 8.000 computadoras para los estudiantes y 400 más para los docentes.

En cuanto a la ZEE, esta mañana, precisamente se firmó la suscripción del Acuerdo Marco entre el Ministerio de Comercio Exterior de Costa Rica (Comex) y el Banco de Desarrollo de China, para elaborar un estudio de factibilidad para este tipo de zonas.

Las ZEE son parques industriales que brindan condiciones de infraestructura, logística entre otras facilidades para el establecimiento de empresas dedicadas a la producción de bienes y servicios para exportar.

“Costa Rica ofrece excelentes condiciones para que empresas chinas puedan manufacturar y ensamblar productos para dirigirlos a otros mercados, así como para establecer centros de logística y distribución de productos chinos hacia todo el continente. La decisión de llevar a cabo un estudio de factibilidad para construir un parque industrial chino en Costa Rica es un paso muy importante para promover la inversión de ese país. Iniciaremos el estudio de inmediato con la visita de una representación del Banco de Desarrollo de China a Costa Rica en septiembre próximo”, resaltó la ministra de comercio, Anabel González quien acompañó a la mandataria en el viaje a China.