Pekín. El ministerio de Comercio de China dijo este miércoles que extenderá una investigación antidumping a la importación de granos secos de destilería (DDG, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos hasta el 28 de junio del próximo año antes de llegar a un fallo final.

El ministerio dijo que la razón de la extensión era porque el caso era "especial y complicado". Pekín lanzó la investigación hace un año, amenazando a un mercado que ha crecido en forma masiva en el 2009 y el 2010, cuando China se convirtió en el principal importador mundial de DDG.

Desde el inicio de la pesquisa, las importaciones totales de DDG en los primeros 11 meses de este año cayeron 48 por ciento frente al año previo, a 1,5 millones de toneladas.

Las importaciones en el 2010, todas desde Estados Unidos, habían trepado 385 por ciento a 3,16 millones de toneladas, con un valor de más de 753 millones de dólares.

Los DDG, un subproducto de la elaboración de etanol a base de maíz, han hallado un mercado predispuesto en China, donde una creciente demanda de carne ha alentado un auge en la producción de forraje animal que está usando volúmenes crecientes de maíz y harina de soja además de los DDG, que se usan como sustituto del maíz en molinos forrajeros en el país.

Cuatro productoras chinas de etanol, entre ellas COFCO Biochemical Anhui Co Ltd y Jilin Fuel Alcohol Co Ltd, pidieron la investigación al ministerio a pesar de que la producción doméstica es de sólo unas 3,5 millones de toneladas, y no puede satisfacer la demanda de forraje.

Molinos forrajeros se opusieron a la pesquisa, que ha elevado los precios del ingrediente forrajero y de la carne.

La semana pasada el Ministerio de Comercio urgió a que Estados Unidos elimine unos aranceles anti-subsidios a neumáticos hechos en China.