Pekín. Los funcionarios chinos no mostraron señales de alcanzar un acuerdo sobre las importaciones de aceite de soja de Argentina, pese a que la presidenta Cristina Fernández dijo que ella preveía resolver la disputa comercial en cuestión de días.

Fernández, quien se encuentra de visita en Pekín y viajará a Shanghai más adelante en la semana, dijo el lunes que en dos o tres días podría haber una solución. Pero luego la mandataria canceló una conferencia de prensa que se había programado para este en Pekín.

Cuando Reuters preguntó al portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores Qin Gang sobre los avances en las conversaciones, el funcionario no ofreció un cronograma.

"La disputa por las importaciones del aceite de soja es un problema normal en el desarrollo comercial de los dos países. Con un espíritu de beneficio mutuo, ambas partes definitivamente encontrarán una solución adecuada por medio de negociaciones amistosas", dijo.

Sostuvo que Argentina era un socio importante para China en Sudamérica.

La oficina de cuarentena de China dijo en un breve comunicado que su responsable, Wang Yong, se había encontrado con el ministro argentino de Agricultura y hablaron sobre el comercio bilateral en productos agrícolas, además de la cooperación en cuestiones sanitarias e inspecciones.

La oficina no mencionó el aceite de soja.

Funcionarios de la oficina de cuarentena contactados por Reuters señalaron que no tenían conocimiento de algún acuerdo con Argentina.

Un ejecutivo de comercialización de una firma de intermediación estatal dijo: "no hemos recibido ninguna confirmación del lado chino (sobre una resolución del tema)", pese a que las primas del aceite de soja argentino repuntaron por las esperanzas de un acuerdo.

Agregó  que las compañías seguían muy interesadas en el aceite de soja de Estados Unidos, y que una resolución inmediata de la cuestión podría hacer que algunas cancelen cargamentos más caros de aceite de soja desde Estados Unidos.

La suspensión china ha amenazado a una importante fuente de ingresos para Argentina.

El año pasado, el país exportó 1,84 millones de toneladas de aceite de soja a China, lo que representó ingresos para el país sudamericano por US$1.400 millones y explicó 77% de las importaciones chinas de aceite de soja.