Pekín. Luego de que el Gobierno de Estados Unidos anunciara la imposición de nuevos aranceles a productos chinos por un valor de US$5.000 millones, el gigante asiático respondió este sábado informando que devolverá el golpe cobrando aranceles a productos estadounidenses por un valor exactamente igual.

De esta forma, el enfrentamiento comercial entre las principales potencias del orbe sigue creciendo.

El Gobierno de Pekín dijo que la respuesta era "proporcional” a las tarifas impuestas por el presidente Donald Trump e insistió en que China no busca una "guerra comercial”, pero se ve forzado a responder con firmeza.

La lista incluye un arancel del 25% a 659 artículos importados, incluidos productos agrícolas, acuáticos y automóviles, según un comunicado del Ministerio de Finanzas en Pekín.

La lista incluye un arancel del 25% a 659 artículos importados, incluidos productos agrícolas, acuáticos y automóviles, según un comunicado del Ministerio de Finanzas en Pekín.

El hecho de que la mayoría de los productos afectados por la medida adoptada por China sean bienes de producción agrícola, parece indicar que el objetivo es golpear precisamente allí donde Trump tiene su respaldo más fiel, las zonas rurales de Estados Unidos.

Pekín busca minimizar el impacto de la medida imponiendo las tasas a bienes que puede reemplazar con importaciones de otros puntos del orbe, como Brasil y Australia.

Lamenta "guerra comercial”. De los aranceles anunciados por China, 34.000 millones entrarán en vigencia el 6 de julio, el mismo día en que lo harán los aranceles de Estados Unidos sobre China, y los 16.000 millones restantes se impondrán en fecha a especificar.

Estas medidas tienen por finalidad "proteger nuestros derechos e intereses legítimos de acuerdo con los principios básicos del derecho internacional", explicó el ministerio de Finanzas, que calificó los aranceles de EE.UU. como una violación de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"En esta guerra comercial, es Estados Unidos el que juega el papel de provocador, mientras que China juega a la defensiva", asegura el Global Times, un periódico chino publicado por el Partido Comunista.

"China es un guardián potente y tiene suficiente munición para defender las reglas comerciales y la justicia”, agrega la publicación. Recordemos que este viernes, Trump había anunciado aranceles a productos chinos también por un valor de US$50.000 millones.

La primera reacción oficial china ante la medida fue contundente. "Lamentamos profundamente que Estados Unidos haya ignorado el consenso alcanzado (...) y haya provocado una guerra comercial".