Buenos Aires. Más de cien firmas nacionales de electrónica y electromecánica se reunieron con técnicos de la Secretaría de Comercio Interior para analizar la instalación de chips en cajas de supermercados, con la idea de mejorar la información sobre precios y abastecimiento del programa público.

De acuerdo a versiones de prensa, el encuentro entre el gobierno y empresas nacionales de electrónica y electromecánica se efectuó a mediados de la semana recién pasada y la decisión de instalar dispositivos electrónicos en los principales supermercados del país sería una idea bien evaluada por la administración argentina.

Las empresas habrían presentado al equipo de Augusto Costa, secretario de Comercio Interior, un documento sobre las características del Sistema Auditor Electrónico de Control de Precios y Abastecimiento (AEPA), una placa de almacenamiento de datos que se instala en las cajas registradoras de los comercios, entre el lector de código de barras y el controlador fiscal que envía los datos a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Así, los dispositivos remitirían información directa de unas 2000 sucursales de sesenta cadenas de supermercados a la secretaría de Costa, con una descripción del producto y su precio. El equipo político le habrían dado a los empresarios un plazo máximo de 60 días para presentar 50 prototipos del AEPA a fin de analizarlos y seleccionar el más apropiado para fabricar.

El precio por unidad no excedería los US$150 y el gobierno analiza también subsidiar en parte la compra de estos equipos por parte de los comercios de distintos rubros.