Perú. Las autoridades peruanas cerraron este martes 23 puertos por la presencia de "oleajes anómalos" en el Pacífico coincidiendo con el "fenómeno del niño costero", que deja desde diciembre 78 muertos y más de 600.000 personas afectadas en el país.

El Centro de Operaciones de Emergencia Nacional afirmó que el cierre, que se prolongará por lo menos hasta el miércoles, responde a un pedido de la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina.

Entre los puertos cerrados hay varios de importancia para la actividad naviera peruana, como Pimentel, Etén, Supe, Chancay, San Nicolás y San Juan, en departamentos como Lambayeque y Lima, aunque no el de mayor tránsito del Perú: Callao. Respecto a los aguaceros que expertos esperaban para el martes, solo se reportaba una lluvia relativamente moderada en el departamento de Piura y otra más fuerte en el de Tumbes.

Abandonar luchas partidistas. El primer ministro peruano, Fernando Zavala, afirmó que el país atraviesa probablemente su momento más difícil en lo que va de siglo. Al concluir la reunión del Acuerdo Nacional con representantes del resto de poderes del Estado, fuerzas políticas y organizaciones sociales, Zavala aseguró que "los peruanos vamos a salir adelante y vamos a revertir este momento" y pidió apartar las diferencias ideológicas y políticas para colaborar en la reconstrucción del país.

El presidente, Pedro Pablo Kuczynski rechazó declarar la emergencia nacional porque es "abrirle la puerta a la corrupción" al permitir obras sin licitaciones.