Quito. La caída de ventas que se evidencia en los últimos meses en locales comerciales, sumada a la ausencia de demanda en esta semana que, según administradores y dueños de negocios, se debería al incremento del 12% al 14% del impuesto al valor agregado (IVA), han hecho que se lancen nuevas ofertas en busca de incentivar las ventas.

En centros comerciales, por ejemplo, la mayoría de locales exhibe anuncios de ofertas con descuentos de hasta el 50% en mercadería seleccionada, aprovechando además la proximidad del Día del Padre, u ofrecen el segundo artículo a mitad de precio, o como en el caso de la tienda de ropa Aeropostale, en el norte, vende sus prendas “libre de impuestos”.

Carlos Velázquez, administrador del negocio, indicó que la promoción se inició este mes a la par del incremento del IVA al 14% y la tienda decidió no solo asumir los dos puntos adicionales, sino todo el valor del tributo en busca de incentivar a sus clientes a comprar.

Según Velázquez, las ventas se mantuvieron hasta abril pasado, pero en mayo cayeron hasta el 50%.

Los clientes también buscan ahorrar. Esto se evidencia en mayor medida en la compra de víveres.

Kevin García indicó que para ahorrar desde esta semana dejó de comprar una marca de chorizos en el supermercado que le costaban $ 5,80 los 500 gramos, a cambio de una libra del mismo chorizo al granel en el frigorífico de su barrio que le cuesta $ 3,80. “Me ahorro $ 2, hay que buscar gastar menos”, inidicó el universitario.

Cristina Franco decidió comprar ayer carnes y chorizos en el Hipermarket norte, donde ofrecen regularmente un descuento del 15% por llevar proteínas los viernes, pese a que la mayoría de estos productos no paga el impuesto.

“Yo compraba cualquier día, pero ahora he empezado a buscar el descuento para equiparar lo que se me va de más en las otras cosas”, explicó la mujer.

Johanna Santana, copropietaria de un restaurante popular en el centro de Guayaquil, acudió ayer al mercado Caraguay, en el sur, en busca de productos más económicos para armar el menú diario.

Indicó que pese a que todos los días acude a este centro de abastos, desde el miércoles ha empezado a comprar productos que antes adquiría en tiendas o supermercados, como la mayonesa, la salsa de tomate, servilletas, entre otras cosas.

“Se gasta $ 70 diarios para preparar desayunos, almuerzos y fritada. Con las cosas que he dejado de comprar en supermercados ahorro el 20%”.

Italia Arias, dueña de un puesto de venta de pollos en ese mercado, indicó que pese a que las ventas han decaído en las últimas semanas, se pueden encontrar ofertas, sobre todo en mariscos, que tiene mayor movimiento en la noche.