Bogotá. Facilidad para la creación de zonas francas, alivio trasitorio en el cobro de impuestos e impulsar el comercio a través de una macrorrueda, son partes de la medidas del gobierno colombiano para reactivar el comercio de la zona fronteriza con Venezuela.

En un comunicado, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, anunció que se reducirán os requisitos para la instalación de zonas francas a la misma exigencia de inversión de US$1 millón que rige en el sur del país.

Además, Uribe indicó que se está estudiando un instrumento jurídico para aliviar transitoriamente el cobro de IVA.

Una tercera medida es la realizará de una macrorrueda de compras nacionales en Cúcuta, para los días 4, 5 y 6 de agosto.

El comercio entre los dos países se desplomó de unos US$6.100 millones en 2008, a US$4.000 millones en 2009, como consecuencia de la restricción que impuso Venezuela a mediados del año pasado como retaliación a la firma de un acuerdo militar entre Bogotá y Washington.

Todos a comprar en Cúcuta. El sábado pasado, el saliente pidió la participación de todos los colombianos en la macrorrueda.  "Con todo el entusiasmo, que los colombianos se vuelquen el 5 y 6 de agosto a comprar en Cúcuta", afirmó.

Dijo que para garantizar el éxito de la jornada, las empresas de transporte deben ofrecer muchos cupos y muchas frecuencias de viaje a esa ciudad, con tarifas baratas en sus tiquetes.

Asimismo, pidió a los comerciantes de la capital nortesantandereana que ofrezca la mejor mercancía al más reducido precio, para que los colombianos lleguen a Cúcuta a hacer sus compras.

"Vamos a agotar la mercancía de Cúcuta, para ayudar a salvar el empleo de nuestros compatriotas de frontera", enfatizó.

Uribe anunció que él mismo se vinculará a esta iniciativa, comprando en esa ciudad las primeras tejas para una universidad que ayudará a construir en el futuro.

Con información de El Espectador