El Gobierno de Juan Manuel Santos se propuso captar US$15.000 millones en capitales foráneos este año.

La batalla librada por Colombia para convertirse en el imán suramericano de las inversiones extranjeras tiene conquistas para mostrar siete años más tarde.

En 2011, la nación vecina alcanzó la cifra récord de US$13.234 millones de Inversión Extranjera Directa (IED), que contrasta con los US$3.683 millones que registró en promedio entre 2000 y 2005, según el Banco de la República colombiano.

Este año, Colombia se ubicó como el quinto país que más protege a los inversionistas y el tercero "más amigable" de Latinoamérica para hacer negocios, con el puesto 42 del ranking Doing Business del Banco Mundial.

Estados Unidos, Inglaterra, España y Canadá figuran como los principales países inversionistas en Colombia, pero en este lado de la frontera no han sido ajenos a las oportunidades que ofrece este mercado a los que deciden llevar sus capitales.