Un grupo de manifestantes disfrazados de verduras y hortalizas presentaron ante la Secretaria de la Corte Constitucional una demanda contra la norma de adecuación de la agricultura establecida en Tratado de Libre Comercio firmado entre Colombia y Estados Unidos.

Según los demandantes, ese punto del TLC busca patentar la producción de semillas en Colombia, hecho por el cual se afectaría el trabajo de los campesinos colombianos, quienes se verían obligados a comprar semillas genéticamente modificadas.

Los manifestantes demandaron la Ley 1518 de 2012, según la cual impediría en el futuro a los campesinos colombianos producir alimentos de origen vegetal, cuya creación sea reconocida a un determinado productor agrícola.

En el acto, los artistas disfrazados de tomates, papas, entre otros productos, cuestionaron seriamente la falta de control por parte del gobierno de Colombia para proteger los derechos de los campesinos.