Colombia y Japón van tras un acuerdo comercial, así lo anunció el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, al explicar que en los próximos días arrancarán oficialmente las negociaciones entre ambos países para suscribir el Acuerdo de Asociación Económica (EPA por sus siglas en inglés – Economic Partnership Agreement).

Según el ministro, las relaciones comerciales entre los dos países se han incrementado de manera sostenible, en particular en la última década cuando el intercambio de bienes y servicios pasó de US$723,7 millones en 2001 a US$1.965,7 millones el 2011.

Las exportaciones colombianas se triplicaron en la última década, al pasar de US$165 millones en 2001 a US$528 millones en 2011.

En materia de inversión japonesa en Colombia, las estadísticas del Banco de la República señalan entre 2002 y 2011 estas alcanzaron los US$68,5 millones (sin incluir los aportes en el sector petrolero), ubicándose como el principal inversionista de la región asiática en Colombia, resaltó el funcionario.

Si bien se trata de cifras significativa, tanto en comercio como en inversión, es evidente el potencial de crecimiento que existe para incrementar estos flujos, aseguró el Ministro.

La oferta exportadora de Colombia en ese mercado tiene oportunidades de crecer en sectores como: producción agrícola y pecuaria; productos de panadería, fideos y similares; productos de café; productos de la refinería del azúcar y trapiches; y otros alimenticios, en particular.

Así mismo, sectores como el de la metalmecánica y maquinaria e industria de equipos; dispositivos médicos; biocombustibles, financiero, petroquímica e industria automotriz han sido identificados como atractivos para la inversión japonesa.