Panamá. El movimiento comercial en la panameña y caribeña Zona Libre de Colón (ZLC), una de las zonas francas más importantes del mundo y en la que operan cerca de 2.500 empresas, aumentó 24,7% en enero en comparación con el igual mes de 2017, informó este lunes la gerencia del emporio.

Manuel Grimaldo, gerente de la ZLC, indicó que hubo negocios en la zona en enero por US$1.718,6 millones, resultado de importaciones por US$775.522 millones y de reexportaciones por US$943.16 millones.

Estableció que en enero del año pasado las importaciones habían alcanzado los US$700.632 millones y las reexportaciones los US$677.785 millones.

En el balance, la zona franca -que se ubica en la norteña provincia panameña de Colón- informó que el mes pasado se destacaron las importaciones de bebidas alcohólicas y cervezas; productos farmacéuticos y medicinales; líneas de productos de soportes de sonido y de computadoras.

La ZLC ha enfrentado en los últimos años desafíos debido a variaciones en el comercio con países que han sido tradicionalmente clientes importantes, como Colombia y Venezuela.

Además, sobresalieron las importaciones de calzado; joyas de oro y metales preciosos; productos de perfumería, cosméticos, dentífricos y otros; y cigarrillos.

En cuanto a las reexportaciones, sobresalieron las bebidas alcohólicas y cervezas; productos farmacéuticos y medicinales; aparatos de radiodifusión, televisión, tele comunicadores inalámbricos y otros aparatos.

El tejido de fibra sintética artificial y productos de perfumería, cosméticos, dentífricos y otros; y cigarrillos, fueron mencionados también entre los ítems que favorecieron las reexportaciones.

Grimaldo observó, según un comunicado, que la mercadería mayormente importada a la zona franca procede de Singapur, la parte continental de China, Estados Unidos, México, mientras que las reexportaciones tuvieron importantes destinos a Panamá, Colombia, Costa Rica, Guatemala, República Dominicana y Estados Unidos.

El funcionario subrayó el interés en la gerencia de seguir promoviendo la ZLC a nivel internacional, buscando nuevos mercados distintos a los tradicionales y aprovechando los existentes.

Consideró relevante en este trabajo la invitación que se hace a los empresarios de la ZLC a acompañar a los representantes del gobierno en las ferias internacionales y misiones de negocios de promoción del país en el exterior.

La ZLC ha enfrentado en los últimos años desafíos debido a variaciones en el comercio con países que han sido tradicionalmente clientes importantes, como Colombia y Venezuela.

En el primero de los casos, debido al cobro de una sobretasa a los textiles y el calzado provenientes del área comercial panameña, y en el segundo debido a dificultades en el cobro de cuentas.