La actividad comercial en Uruguay se recuperó en la segunda parte del 2014 tras una fuerte desaceleración en la primera mitad de ese año, según una encuesta entre los asociados de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS).

"El segundo semestre mostró cierta recuperación, luego de unos primeros seis meses signados por la desaceleración", señala el informe de la Encuesta de Actividad de Comercio y Servicios que publica la prensa local.

Al explicar los resultados, la CNCS afirma que la adversidad del contexto regional e internacional no ha provocado "impactos fuertes sobre los niveles de salarios y empleos" en Uruguay.

Los sectores del comercio que mostraron retrocesos fueron los de bienes durables como electrodomésticos, ferreterías industriales, maquinaria agrícola y vehículos 0 km.

Las ventas de electrodomésticos exhibieron una caída real de las ventas del 11% y las de ferreterías industriales de 5,4%, detalló la CNCS.

En tanto, las ventas de automóviles y camionetas nuevos disminuyeron un 6,2%, mientras las de supermercados aumentaron un 1%.

Por otra parte, la comercialización en el rubro vestimenta de dama exhibió un crecimiento de 3,4%, que contrastó con el de vestimenta para caballeros, que reportó una merma de 4,1%.

Si bien la actividad comercial ingresó en una senda de desaceleración desde mediados de 2012, ratificada en 2014, "los resultados han estado en general por encima de los esperado por los empresarios", admite la CNCS.

Para 2015 "esperamos un crecimiento comercial moderado, de entre 1% y 2% según el rubro, y dependiendo del contexto externo", estimó la asesora económica de la Cámara, Ana Laura Fernández.

En el tercer trimestre de 2014 el Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento interanual de 3,7% y una contracción de 0,4% frente al segundo cuarto de este año (abril-junio).