El ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Sergio Díaz Granados, prevé que al cierre de este año el comercio con Venezuela crecerá 20% con respecto a 2011 y alcanzará US$$3.000 millones.

Díaz Granado calificó estos búmeros como "números positivos".

Así lo informó el representante del gobierno colombiano a El Mundo, Economía & Negocios durante la XVI Conferencia Latinoamericana de Zonas Francas que se inició el lunes pasado y terminará este domingo en la ciudad de Cali, en Colombia.

"Yo no apostaría por una cifra objetivo en las exportaciones de Colombia hacia Venezuela, y viceversa. Lo importante es que hemos restablecido el clima de confianza y hay que ayudar a la comunidad empresarial para que transite el camino", acotó Díaz Granados.

El titular de Comercio en Colombia informó que ya su gobierno está listo para depositar el Acuerdo de Alcance Parcial de Naturaleza Comercial suscrito con Venezuela el 28 de noviembre de 2011 ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), luego de que el pasado 6 de septiembre el presidente de la República colombiana, Juan Manuel Santos, aprobara un decreto para su aplicación provisional.

"Estamos listos para depositar el acuerdo en la Aladi. Ya firmamos un decreto la semana pasada, y nosotros estamos listos para hacer el depósito del instrumento cuando Venezuela lo haga, para poner en marcha el tratado de inmediato", dijo Díaz Granados.

El ministro colombiano aclaró que, mientras el acuerdo bilateral no entra en vigencia, la relación comercial se ha mantenido en el statu quo que había en la Comunidad Andina, por lo que descartó que ocurran "mayores sobresaltos" con la aplicación del instrumento.

Díaz Granados explicó que gran parte del patrimonio comercial histórico en la relación comercial con Venezuela no se vio afectado con el acuerdo de alcance parcial negociado conjuntamente por ambos países, donde cerca de 100 partidas arancelarias para el caso colombiano y menos de 90 para el venezolano van a tener un menor grado de desgravación, según el vocero colombiano.

"Lo que queremos es no quedar por debajo de lo que tienen ya otros socios comerciales de Venezuela, como en el caso del Mercosur. Siempre hemos buscado, y así lo hablo con mis colegas en Venezuela, que la integración se haga en los foros donde todos participamos, bien en la CAN, Mercosur o a través de acuerdos. Tratamos de preservar la capacidad de acceso de todos los países en igualdad de condiciones en el ámbito suramericano", destacó.

A pesar de las perspectivas favorables para el comercio con Venezuela, el ministro consideró importante tener presente que es muy difícil alcanzar en el corto plazo la cifra de intercambio lograda en 2008, cercana a los US$7.000 millones.

"Los modelos económicos son distintos y hacen que el comercio binacional no vaya a la misma velocidad de antes, pero irá funcionando para ambos países", señaló el ministro colombiano.Sobre lo que quedó plasmado en el acuerdo comercial suscrito con Venezuela, el funcionario señaló que el "marco regulatorio es muy óptimo con respecto a lo que dejamos en la CAN".

No obstante, Díaz Granados considera que el nuevo acuerdo que espera el anuncio del Gobierno venezolano para el depósito en la Aladi, debe ser complementado "con otros mecanismos que sobrepasan el tema arancelario, para facilitar aún más el funcionamiento de las entidades de gobierno".