Con reuniones bilaterales entre jefes de Estado como la celebrada entre Xi Jinping y el mexicano Enrique Peña Nieto, y debates sobre la necesidad de impulsar la innovación en las empresas chinas, arrancó este sábado el Foro de Boao, la alternativa que Pekín propone a las grandes cumbres de debate económico.

Una China pujante y que aspira a convertirse en la primera economía del mundo en menos de una década ha querido relanzar este foro, conocido como el "Davos Asiático" y que se celebra anualmente en la pequeña ciudad que le da nombre en la isla de Hainan, en el sureste del país, para darle una relevancia menos regional y más global.

Este año, el tema principal en Boao es la búsqueda de soluciones a las crisis financieras internacionales que permitan salir ganando a todas las economías, frente a una realidad en la que algunos países, para evitar recesiones, han arrastrado a otros a duras medidas de austeridad.

Más de diez jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo han sido invitados al Foro, que concluirá el próximo lunes y que contará con más de 1.477 participantes procedentes de 43 países.

A lo largo del día de este sábado llegaron para intervenir en las próximas dos jornadas personalidades como la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, o el filántropo Bill Gates.

A ellos se han sumado jefes de Estado como Peña Nieto o el presidente peruano, Ollanta Humala, así como la primera ministra australiana, Julia Gillard.

La ceremonia de inauguración será este domingo, cuando tendrán lugar las intervenciones más importantes del foro. En ella participará el presidente chino, Xi Jinping, que en su discurso se espera que aporte algunas pistas sobre el camino que quiere inducir a la economía china, cuando da señales de estar en plena recuperación tras el bache del año pasado.

Xi celebró este sábado una bilateral con Peña Nieto en la que el nuevo presidente chino destacó la importancia de México en los asuntos internacionales y regionales.

Por su parte, Peña Nieto, quien desarrolla una gira por Asia que le ha llevado a Hong Kong y continuará posteriormente en Japón, aseguró que el motivo de su visita es profundizar los lazos con China.

Este domingo, en la sesión principal del foro, intervendrán Peña Nieto y Humala, además de Xi Jinping, los presidentes de Birmania (U Thein Sein) y Finlandia (Sauli Niinisto), o los primeros ministros de Australia, Nueva Zelanda y Camboya, entre otros mandatarios.

En la primera jornada destacó la participación del mencionado fundador de Microsoft, además del subsecretario de Estado estadounidense Robert Hormats, el presidente de la Asamblea General de la ONU Vuk Jeremic, el otrora jefe economista del Banco Mundial Justin Yifu Lin o la prestigiosa periodista económica china Hu Shuli.

En estos debates se analizaron asuntos como la falta de innovación en las empresas chinas.

Así, los premios Nobel de Economía Edmund Phelps y Ronald Coase -este último mediante videoconferencia- charlaron con el presidente de las líneas aéreas chinas Hainan Airlines, Chen Feng.

A juicio de Chen, aunque en las últimas tres décadas, tras la adopción de una política económica más abierta, el proceso de innovación ha mejorado en el país, aunque se ve limitado por la enorme población, el retraso económico y los problemas históricos.

Aunque el foro dedica su principal atención al debate económico, en esta edición tendrá que ocuparse también de asuntos políticos ante las continuas amenazas de Corea del Norte en los últimos días, que hoy se tradujeron en la recomendación de Pyongyang para que las Embajadas extranjeras evacúen a su personal.