El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, admitió en Asunción que será imposible que la Unión Europea (UE) y el Mercosur logren completar este año un acuerdo de asociación debido a la complejidad de las negociaciones, las cuales llevan varios años.

De Gucht afirmó en rueda que prensa, que las negociaciones entre ambos bloques, relanzadas en mayo de 2010 en Madrid, se desarrollan en "un ritmo muy regular" porque abarcan todos los sectores.

El comisario europeo se corrigió así con respecto a una previsión anterior hecha en septiembre de 2010 en Brasil, cuando en una gira suramericana había vaticinado que habría "avances sustanciales" en las negociaciones y que podrían concluir este año.

Recordó que desde el relanzamiento de los contactos birregionales se han sucedido numerosas reuniones y que todas ellas se han realizado "tratando todos los sectores, agricultura, industria, servicios como también normas de origen".

Entre los asuntos de mayor controversia hacia un acuerdo son las demandas del Mercosur sobre agricultura, que suscitaron los temores de los productores europeos, sobre todo los ganaderos, ya que en este bloque hay líderes en el comercio mundial cárnico.

Ronda

"Tenemos puntos defensivos y ofensivos en común", acotó el comisario europeo.

Este semestre, en coincidencia con la presidencia temporal de Paraguay del Mercosur, formado además por Argentina, Brasil y Uruguay, ambos bloques llevarán a cabo dos rondas de negociaciones, una en Bruselas en marzo y otra en Asunción, en mayo.

De Gucht, quien hoy estará en Montevideo, espera que al menos "se haya hecho avances considerables" para la próxima cumbre del bloque suramericano de junio próximo.