Las ventas de los comerciantes minoristas en Colombia mostraron una desaceleración durante marzo, debido al pesimismo de los consumidores sobre el panorama de la economía local, reveló este martes un informe del principal gremio del sector.

Si bien el número de comerciantes que dijo haber aumentado sus ventas expresadas en cantidad se mantuvo en marzo en un 38% frente a febrero, los que reportaron una caída se ubicaron en un 23%, en comparación con el 21% en el mes pasado, precisó la encuesta de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco.

"Existe la impresión de que los consumidores se muestran bastante cautelosos a la hora de comprar, pero no tanto por restricciones de ingresos concretas sino porque son pesimistas frente al futuro inmediato de sus economías hogareñas", dijo el informe.

Aunque el gobierno estima que la economía se expandirá un 3% este año, frente al 3,1% que alcanzó en el 2015, organismos como el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional proyectan un crecimiento de 2,7% y 2,5%, respectivamente, ante la caída de los ingresos petroleros.

Según Fenalco, los datos muestran un desalentador balance de los comerciantes vinculados al ramo textil, confección y calzado.

"Tampoco fueron positivas las ventas de vehículos nuevos y usados, las de motos, repuestos y otros bienes durables como electrodomésticos y computadores personales", concluyó.

La desaceleración de las ventas se presenta en momentos en que la cuarta economía de América Latina registra una inflación anual de 7,98% a marzo, la más alta en la última década, lo que ha llevado al Banco Central a incrementar su tasa de interés de referencia en 200 puntos base hasta un 6,5%.