La empresa argentina Ebisa (Emprendimientos Binacionales SA), responsable de la comercialización de energía en ese país, mantiene una deuda de US$1.600 millones con la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) en concepto de consumo de energía; mientras que la deuda de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) trepa a US$189 millones, explicó el director paraguayo de la entidad, Enrique Cáceres Rojas, ante la comisión de Minas y Energía de la Cámara de Diputados.

La millonaria deuda se acumuló desde el 2003, es decir que no es de un ejercicio exclusivo, aclararon los técnicos de la entidad que acompañaron al titular paraguayo.

En relación con la deuda de este año del Tesoro argentino, pero con el ministerio de Hacienda de nuestro país, Cáceres Rojas explicó a los diputados que el desembolso correspondiente de US$ 130 millones, por consumo de energía, depende de la firma de un acuerdo que está gestionando el Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país.

En octubre de 2013, más energía para ANDE

En otro orden, la ANDE no podrá retirar más energía de la hidroeléctrica paraguayo-argentina antes octubre del año próximo, explicó también Cáceres Rojas.

La empresa japonesa Mitsubishi necesita ocho meses para fabricar las piezas que serán utilizadas en la adecuación de la barra de 500 kV en la usina. Asimismo, su instalación en la central requerirá, en el mejor de los casos, tres meses. Estiman que julio traerán las piezas y que en octubre terminará su instalación.

La ANDE también deberá realizar algunas inversiones para distribuir los 300 megavatios más de potencia que podrá aprovechar, como la ampliación o cambio de la línea que une la subestación Ayolas con San Patricio.

El titular de la EBY explicó asimismo que la administración anterior tardó once meses en licitar la compra de las piezas para la barra de 500 kV y que recién cuando el tomó la dirección empezó a mover el expediente para acelerar los trámites.

También fue convocado a la reunión el titular de la Itaipú, Franklin Boccia, pero no concurrió.