Pekín. Las importaciones chinas de materias primas claves, como el petróleo y la soja, alcanzaron en agosto su menor nivel en varios meses ante una débil demanda interna, mientras que las compras de mineral de hierro subieron por las expectativas de más medidas de estímulo para impulsar la economía local.

Las importaciones de petróleo tocaron un mínimo de 22 meses y las de cobre y de soja también cayeron, lo que refleja la debilidad en la demanda industrial y las dificultades que enfrenta el sector exportador, pero las importaciones de mineral de hierro registraron un aumento mensual del 7%, mostraron datos preliminares de aduanas.

El aumento de las importaciones de mineral de hierro se debe al colapso en los precios mundiales del insumo del acero, según analistas, pero los inventarios siguen siendo elevados y se prevé que las compras disminuyan en el resto del año.

"Creemos que los precios del mineral de hierro están aún bajo presión bajista y mantenemos nuestra opinión de que en los próximos meses las importaciones de mineral de hierro se reducirán", dijo Helen Lau de UOB-Kay Hian en Hong Kong.

Disminución dramática. El segundo mayor consumidor mundial de petróleo y el mayor comprador de carbón, cobre y mineral de hierro vio caer sus importaciones en un 2,6% en agosto, mientras que las exportaciones totales subieron apenas un 2,7% interanual, por debajo de lo esperado.

Las importaciones de crudo cayeron dramáticamente en agosto un 15,7% respecto del mes anterior, para alcanzar 4,33 millones de barriles al día, la cifra diaria más baja desde octubre del 2010.

La demanda implícita de petróleo también cayó un 0,8% interanual a un mínimo de 22 meses de 8,92 millones de barriles por día, mostraron cálculos de Reuters.

Las entregas de cobre cayeron un 2,9% frente a julio, después de que una gran cantidad de compradores chinos se abstuvieron de hacer pedidos porque la demanda sigue siendo débil.

"Existe un potencial de mejoría en las cifras de septiembre ante una semana de feriados en octubre que hará que los consumidores quieran tener un poco de metal en las manos antes de eso", dijo Nick Trevethan, estratega de materias primas del banco ANZ.

Las importaciones de soja también se encontraban en su nivel más bajo en seis meses debido a una escalada de los precios a máximos históricos y una disminución de la oferta.

El sector está ahora digiriendo sus existencias y los analistas esperan que los volúmenes de importación caigan aún más en septiembre.

¿Recuperación a la vista? Las importaciones de mineral de hierro alcanzaron los 62,45 millones de toneladas, un alza de un 7% frente a julio, lo que reflejó una caída de los precios mundiales y la disminución de la producción nacional más que cualquier mejora subyacente de la demanda.

"Esto tiene que ver con que el mineral de hierro doméstico es demasiado caro, entonces las empresas optan por mineral importado más barato comprado al contado", dijo Sebastian Lewis, jefe de análisis de Steel Business Briefing de Shanghái.

La debilidad de los datos de este lunes podría ayudar a reforzar las esperanzas de medidas de estímulo para impulsar a la economía china.

Pekín ya ha anunciado un nuevo paquete de inversiones en infraestructura por más de US$150.000 millones en un intento por estimular el crecimiento.