La confianza de los consumidores en Uruguay cayó un 1,0% en agosto, encarriló seis meses de retroceso y se ubicó en el menor nivel desde que se releva (2007), informó hoy la Universidad Católica y la consultora Equipos Mori.

De esta manera, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que elaboran ambas instituciones se ubicó en 44,6% y se mantuvo en la categoría de "moderado pesimismo".

En el octavo mes de 2015 hubo retrocesos de los subíndices "situación económica del país" (con una baja del 3,4%) y "predisposición a la compra de bienes durables" (con una baja del 1,1%).

A nivel de otros indicadores de confianza económica, que también refleja el ICC, la "preferencia por depósitos en moneda nacional" mejoró (con un alza del 8,8%) mientras el índice de expectativas de desempleo aumentó (con un alza del 7,4).

En 2014, el ICC creció un 4,6% y quebró un ciclo de tres años de retroceso.

La economía de Uruguay se contrajo 0,1% interanual en el segundo trimestre de 2015 en un resultado donde destacó la caída del consumo (con una baja del 0,7%) por primera vez en más de una década.