En varias ocasiones Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, ha señalado que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte debe revisarse. De no hacerlo amenazó con que su país dejará el acuerdo comercial.


Sin embargo, el periodista Darío Celis, en su columna Tiempo de Negocios, apunta que si ese fuera el caso, nuestro país se colapsaría y una docena de estados de la Unión Americana vivirían una catástrofe.

Las exportaciones de Estados Unidos a México generan cinco millones de empleados en el vecino país del norte. Si Trump cancela el acuerdo comercial, el desempleo allá podría alcanzar el 8.5%. Las compras de nuestro país representan el 3.5% del empleo.

Los 10 estados que más comercio realizan con México tienen ingresos por más de 230 mil millones de dólares y hacen el 66% de las exportaciones, además de concentrar el 50% de los empleos generados por el tratado trilateral.

California tiene 565 mil puestos de trabajo gracias a los productos que vende a México por un valor cercano a los 27 mil millones de dólares cada año. Texas depende del comercio con México, ya que el acuerdo comercial genera 382 mil empleos y ventas anuales por más de 180 mil millones de dólares. Y por si fuera poco: más del 80% de las exportaciones de productos avícolas viene a nuestro país, además de computadoras y productos electrónicos sume alrededor de 25 mil millones de dólares anuales.

Para California, Texas, Arizona y Nuevo México, nuestro país es el primer socio comercial. Pero gracias al TLCAN, en Nueva York se generan 322 mil empleos, Florida 290 mil, Pennsylvania 200 mil, Illinois 200 mil, Ohio 178 mil, Rhode Island 170 mil y Georgia más de 150 mil.

El Instituto de Políticas Públicas de EU estima que entre 1997 y 2013 se trasladaron 800 mil empleos a México, pero el vecino ha perdido más fuentes de trabajo por la automatización de los procesos y la tecnología en las empresas. Las TI han desplazado mano de obra en todo el mundo y no está relacionada esta pérdida con acuerdos comerciales, sino con la misma dinámica de la economía.
Es ingenuo creer que el TLCAN es la causa de todos los males del empleo en la Unión Americana. México contribuye sólo con el 15% de las importaciones y representa apenas el 1.5% del PIB.

El gobierno estima que los migrantes mexicanos de primera y segunda generación en EU contribuyen con el 8% del PIB y generan 10 millones de empleos y poseen 570 mil empresas.

Trump puede no suscribir el TTP y hasta puede denunciar el TLCAN, pero no puede renunciar al mismo tiempo a la Organización Mundial de Comercio, donde tiene aranceles consolidados no mayores al 4%. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando mucho los productos nacionales que entren a EU van a pagar ese porcentaje en aquellos aranceles que tengan más protección.