La escalada de precios en los productos de la canasta básica continuará en Honduras, anunció este lunes la empresa privada, pues según Armando Urtecho, director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), "los productores no deben pedirme permiso a nadie" para aplicar aumentos.

"Todos los productos de los cuales la industria nacional tiene que hacer algún tipo de ajuste, deberían de hacerlo, es más no deben de pedir permiso", afirmó Urtecho tras agregar que "nosotros estamos en un libre mercado, entonces quien determina el precio es quien produce".

Urtecho aseguró que hasta el mes de abril, el sector empresarial se ha sacrificado y no ha trasladado incremento en los productos. Pero ese sacrificio empresarial llegó a su fin, por lo que las alertas están encendidas.

En los últimos días los precios de los frijoles, el queso, el pollo y las carnes, han reportado importantes alzas que afectan el bolsillo de los consumidores.

Además, la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), advirtió ayer que habrá un nuevo ajuste al precio del litro de leche y que lo único que falta por definir es si este será de 1.00 o 1.50 de lempira.

Al respecto, el gobierno afirma que no se le puede dar cabida a la especulación, "no podemos permitir que ellos (los empresarios) quieran hacer su fiesta navideña en mayo, de manera que se les está pidiendo prudencia", dijo Juan José Cruz, viceministro de comercio interior.

Sin políticas de gobierno

Ante esta advertencia, Mayra Paz, presidenta de la Asociación de Protección al Consumidor de Honduras (Asprocoph) lamentó que en el país no exista una política de gobierno.

Paz afirma que existe una crisis mundial, pero considera demasiado cruel e inhumano que no se pase esa carga a consumidores, sobre todo cuando se hace de forma unilateral, sin consultar con todos los sectores involucrados.

"No estamos de acuerdo con que no existan políticas de gobierno para proteger a los consumidores", apuntó.

Por su parte, el secretario general de la Central Trabajadores de Honduras (CTH), anunció que solicitará una reunión de emergencia con autoridades gubernamentales para contrarrestar el aumento a la canasta básica.

Mientras tanto en el Congreso Nacional se buscan mecanismos para controlar los incrementos no solo en la canasta básica, sino en servicios como energía eléctrica y telecomunicaciones.

El diputado nacionalista Leonel Giannini introdujo al pleno una reforma orientada a ese fin desde hace un año, pero ayer dijo que la misma continúa en la secretaría del Legislativo, pese a que ya fue aprobada en tercer debate.

Esta normativa otorga la potestad y la obligación a la Fiscalía del Consumidor y a la Dirección de Protección al Consumidor a que actué sobre denuncia interpuesta en un lapso que no sobrepase las 72 horas.