Las conversaciones para sellar un acuerdo de libre comercio entre Canadá y la Unión Europea podrían tardar meses más de lo planificado inicialmente, debido a que el país norteamaricano está buscando el mejor acuerdo posible, dijo este martes Ottawa.

El acuerdo es especialmente importante para Canadá, que está tratando diversificar las exportaciones fuera del enorme mercado de Estados Unidos.

Las dos partes aún tienen que resolver los asuntos más polémicos, como la posibilidad de enmendar la Ley de Patentes de Canadá para dar una mayor protección a las compañías farmacéuticas europeas, algo a lo que se opone la industria canadiense de medicamentos genéricos.

La fecha prevista para que concluyan las negociaciones ha cambiado varias veces. Los funcionarios canadienses y diplomáticos de la UE dijeron a principios de este año que las conversaciones deben estar selladas a fines del verano boreal 2012.

El ministro de Comercio canadiense, Ed Fast, dijo el martes que su meta era finalizar las negociaciones antes de que finalice este año, aunque reconoció que éstas podrían continuar por más tiempo.

"Siempre dijimos que estábamos esperanzados, y que nuestro objetivo era completar las negociaciones en 2012", dijo Fast en una conferencia de prensa.
"Una cosa que no quiero hacer es poner una línea de tiempo arbitraria en nuestras negociaciones (...) Tenemos que negociar el mejor acuerdo para Canadá, y si eso toma un par de meses más, así será", agregó.

Fast se negó a dar detalles sobre el estado de las conversaciones. En diciembre del 2010, el entonces ministro de Comercio canadiense dijo que esperaba que el acuerdo se completara a fines del 2011.

Este sería el mayor pacto comercial para Canadá desde que firmó el histórico Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Estados Unidos y México en 1994. Ottawa dice que un tratado con Europa aumentaría el comercio bilateral en un 20 por ciento.

El comercio bilateral en bienes entre Canadá y la UE totalizó 77.000 millones canadienses (US$77.000 millones) en el 2010, mientras que entre Canadá y Estados Unidos alcanzó los 556.000 millones de dólares canadienses.