Lima, Andina. La República de Corea abrió su mercado para la importación de uva de mesa proveniente de Perú, luego de intensas negociaciones por seis años entre los servicios sanitarios de ambos países, informó este martes el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa).

En la víspera (lunes), el Senasa recibió la comunicación oficial del director del Servicio Nacional de Cuarentena Vegetal (SNCV) de Corea, Hyun-Kwan Shin, quien informó los requisitos que deberán cumplir los productores peruanos de uva fresca para exportarla a dicho mercado asiático.

“Las gestiones para abrir el mercado de Corea para la uva peruana se iniciaron en el 2005, con el envío de un informe fitosanitario sobre la uva peruana al SNCV, autoridad fitosanitaria de dicho país”, explicó el jefe del Senasa, Oscar Domínguez.

Indicó que el mencionado documento tenía como finalidad iniciar los Análisis de Riesgo de Plagas (ARP), estudio trascendental para la elaboración de los requisitos fitosanitarios para la exportación de uva de mesa procedente de Perú.

“No obstante, el SNCV solicitó información adicional sobre temas fitosanitarios y sobre la propuesta de tratamiento cuarentenario, considerando que Perú tiene, en sus áreas de producción de uva, la plaga de mosca de la fruta”, detalló.

Comentó que todos los requerimientos de información adicional fueron oportunamente respondidos por el Senasa y en el 2010 el SNCV de Corea comunicó a Perú la culminación del ARP.

“En ese momento, nos enviaron el borrador de los procedimientos de exportación y solicitaron la visita a Perú de uno de sus inspectores con el objetivo de verificar los lugares de producción de uvas frescas, las plantas de empaque y los sistemas de certificación del Senasa”, explicó.

Es así que en noviembre del año pasado arribó a Perú un inspector coreano, quien visitó los campos de cultivo, plantas de empaque y procedimientos de exportación.

Domínguez anotó que de acuerdo con la información recogida por Corea, se estableció como requerimientos generales para la exportación de este producto que todos los lugares de producción y plantas empacadoras estén registrados en el Senasa, entidad que enviará la lista a inicios de la campaña de exportación.

Asimismo, los envíos de exportación deberán ser sometidos a tratamiento de frío en tránsito, y 30 días antes del inicio de la campaña de exportación, el gremio exportador solicitará la venida de un inspector coreano durante la misma campaña para que valide todos los envíos de uva de mesa con destino a Corea.

Recordó que los mercados asiáticos son los más exigentes a nivel mundial en cuanto a calidad, tamaño y presentación de los productos que importan.

A la fecha, la uva peruana sólo ingresa libremente a China en el mercado asiático y hay negociaciones para que también ingrese a Japón.