En el marco del 50 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Costa Rica y Corea, la mandataria costarricense, Laura Chinchilla, y la titular del ministerio de Comercio Exterior (COMEX), Anabel González, visitaron las tierras asiáticas para atraer más inversión coreana, incrementar el comercio y fortalecer los lazos de cooperación entre ambos países.

Ambas funcionarias participaron en el Foro de Promoción de Inversión, organizado de manera conjunta con la Coalición Costarricense de Iniciativas de Apoyo (CINDE), es decir, la promotora de inversión costarricense, y la Asociación Internacional de Comercio Coreana (KITA), con el afán de promover a Costa Rica como un suelo fértil para la inversión Coreana.

Actualmente, la fabricante de autobuses Daewoo y Posco, un centro de ingeniería y diseño, son dos de las compañías coreanas que ya tienen presencia en Costa Rica.

“El mensaje que traemos a las empresas coreanas es: las estamos esperando en Costa Rica. Daewoo y Posco han sido pioneras. Esperamos que las sigan muchas otras más”, manifestó la ministra comercio durante el Foro de Promoción de Inversión.

En cuanto a la intensificación del comercio, González se reunió con el presidente de la Comisión de Internacionales de la Asamblea Legislativa de Corea, Kim Jong-Hoon, con el que conversó, entre otros temas, sobre el avance en las bases para una negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica, Panamá y Honduras.

Al cierre de 2011, la balanza comercial entre Costa Rica y Corea obtuvo un valor de US$504 millones, con un crecimiento del 49% con respecto a 2010. Las empresas ticas venden a Corea partes de computadoras, microprocesadores, desechos de fundición de hierro o acero. Mientras que el mercado tico consume vehículos, circuitos impresos y productos laminados de hiero o acero coreanos.